Claudio Bravo jugó su último partido con el Barça y así se despidió

Al final sí, Claudio Bravo se va. El portero chileno, clave en los últimos dos títulos ligueros del Barcelona, jugó su último partido con el FC Barcelona. 

No es que esté mal en el Barça, pero a sus 33 años es muy difícil rechazar una oferta del Manchester City de Pep Guardiola. No solo ganará más dinero, sino que será titular también en la Champions League, que es propiedad de Marc André Ter Stegen en el equipo de Luis Enrique.

En el estreno liguero ante el Betis, Bravo salió con sus cuatro hijos al campo, antes del inicio del partido. No era el único, varios jugadores más (como Messi) tenían a sus pequeños sobre el césped. 

Sin embargo, a Bravo se le vio especialmente emocionado e insistente con tomarse una foto con sus hijos y el resto del equipo. Por su parte, la afición azulgrana le cantó "Bravo quédate", reconociendo así el espectacular rendimiento que ha tenido en estos dos años. 

Poco después del partido, el director deportivo del FC Barcelona, Robert Fernández, confirmó la existencia del acuerdo con el Manchester City, y aseguró que el club debe fichar a un nuevo portero.  

Por otro lado, el diario Mundo Deportivo asegura que ya hay un acuerdo por el holandés Jasper Cillesen (Ajax), y que él sería el reemplazo. El Ajax subió una foto a Twitter en la que se ve la taquilla de Cillessen vacía, con el siguiente texto: "No está Cillessen en el campo hoy, pero sí nos apoyará desde las gradas".

Con información de Mundo Deportivo

20 de agosto de 2016, 14:08

cerrar