Fuerza Armada venezolana dice que frustró ataque terrorista

Activistas antigubernamentales incendiaron una barricada en la ciudad venezolana de Valencia, un día después de la nueva asamblea con poderes supremos y leales a Maduro. (Foto: AFP)

Activistas antigubernamentales incendiaron una barricada en la ciudad venezolana de Valencia, un día después de la nueva asamblea con poderes supremos y leales a Maduro. (Foto: AFP)

La Fuerza Armada venezolana aseguró este domingo haber frustrado un ataque "terrorista" contra un fuerte militar en Valencia (norte), en medio de versiones sobre un alzamiento de uniformados en esa ciudad.

El hecho se produjo en la madrugada cuando "atacantes terroristas entraron al Fuerte Paramacay, en Valencia, atentando" contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), informó en Twitter el poderoso dirigente chavista Diosdado Cabello.

El ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López, y el jefe del Comando Estratégico Operacional, general Remigio Ceballos, confirmaron la incursión y aseguraron que fue neutralizada.

"No pudieron con la FANB, con su moral ni con su conciencia constitucional; ahora pretenden agredirla con ataques terroristas. No podrán!!!", escribió el ministro en Twitter.

Siete de los atacantes fueron capturados y "están aportando datos", señaló por su parte Ceballos, subrayando que la FANB "repelió con éxito" este "ataque terrorista delictivo paramilitar".

Cabello sostuvo además que hay "absoluta normalidad en el resto de las unidades militares del país", y dijo que "quienes sueñan con lo contrario se estrellarán con la moral de la FANB".

Presunto alzamiento 

El incidente se conoció luego de que en redes sociales y varios medios se difundiera un video grabado supuestamente en un destacamento militar de Valencia (a 180 km de Caracas), en el que un hombre que se presenta como capitán se declara en "rebeldía" contra Maduro y exige un "gobierno de transición".

"Nos declaramos en legítima rebeldía (...) para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado, esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional", afirma el hombre que se identificó como el capitán Juan Caguaripano.

Periodistas de la región reportaron detonaciones dentro de la base, y fotos de supuestos militares en el piso esposados también comenzaron a circular.

El hombre aparece junto con otros 15 vestidos de camuflaje, algunos armados.

"Exigimos la conformación inmediata de un gobierno de transición y elecciones generales libres", dijo supuestamente desde la 41° Brigada Blindada de Valencia. 

La Fuerza Armada es el principal sostén de Maduro, que le ha otorgado gran poder político y militar, y denuncia con frecuencia planes golpistas de la oposición apoyada por Estados Unidos. 

El alto mando suele reiterar cada tanto su "lealtad absoluta" al gobierno y la revolución fundada por el expresidente Hugo Chávez, fallecido en 2013.

López, de nuevo preso en casa

El incidente ocurre el día en que la todopoderosa Asamblea Constituyente de Maduro, blanco de un fuerte rechazo internacional y denuncias de fraude, tenía previsto reunir por primera vez a su comisión de la verdad para investigar lo que Maduro llama "crímenes de la derecha" en las protestas que dejan unos 125 muertos en cuatro meses.

La reunión fue suspendida luego durante la mañana.

La presidenta de la Constituyente, Delcy Rodríguez, negó en una reciente entrevista con la AFP que esa comisión que ella también dirige vaya a desatar una cacería de brujas.

"No se trata de perseguir a personas, sino al delito", dijo Rodríguez, que sin embargo denunció que "la derecha ha sustituido la acción política por la acción criminal".

Maduro asegura que la comisión de la verdad pondrá fin a la impunidad, que, asegura, reinó con Luisa Ortega al frente de la Fiscalía.

La destitución el sábado de la fiscal, una chavista confesa que rompió con el gobierno, fue la primera decisión de la Constituyente, un cuerpo rechazado por 70% de los venezolanos, según encuestas.

Ortega, que encara un juicio por irregularidades en su gestión y tiene sus bienes congelados y prohibición de salida del país, dijo que no acatará la decisión porque la misma está "al margen de la Constitución y la ley".

La medida desató amplio rechazo internacional. En lugar de Ortega fue juramentado el radical Tarek William Saab, hasta hoy defensor del Pueblo.

La comisión preveía reunirse además pocas horas después de que Leopoldo López, de los más emblemáticos opositores presos, retornara al arresto domiciliario tras cuatro días en una cárcel militar bajo sospecha de fuga.

López fue condenado a casi 14 años de cárcel por "incitar a la violencia" en protestas de 2014 que dejaron 43 muertos y fue precisamente esta comisión una de las que recomendó que fuera excarcelado, según Rodríguez.

06 de agosto de 2017, 10:08

cerrar