La Gran Sala del Teatro Nacional lleva once días a puerta cerrada

Las cámaras de vigilancia que supuestamente posee el Teatro Nacional fueron instaladas 15 días antes de la presentación del Informe de Gobierno, día del ataque contra la Vicepresidenta, por una empresa que no figura en Guatecompras como la contratada. (Foto: Esteban Biba/Soy502)

Las cámaras de vigilancia que supuestamente posee el Teatro Nacional fueron instaladas 15 días antes de la presentación del Informe de Gobierno, día del ataque contra la Vicepresidenta, por una empresa que no figura en Guatecompras como la contratada. (Foto: Esteban Biba/Soy502)

Han pasado once días tras el ataque que sufriera la Vicepresidenta Roxana Baldetti al salir de la presentación del Segundo Informe de Gobierno y la Gran Sala Efraín Recinos del Teatro Nacional continúa cerrada al público para evitar se contamine la escena del hecho en contra de Baldetti, cometido por dos mujeres. Mientras el Ministerio Público (MP) investiga, ninguna actividad cultural podrá realizarse hasta nueva orden, y las que ya estaban en agenda, deberán ser canceladas.

Nadie puede ingresar a la sala, ni el personal de limpieza, ni los técnicos, nadie. A decir de los empleados del Teatro, la Sala está intacta, tal cual ocurrieron los hechos el 14 de enero.

Pero la incertidumbre en torno a la investigación aumenta, pues el MP dice poseer las grabaciones del circuito de cámaras del Teatro Nacional. Sin embargo, el personal que labora en el Teatro afirma que las cámaras no funcionan; argumentan que se compraron pero que no están instaladas mientras la empresa que las vendió dice lo contrario. 

Después de escuchar que la Comisión que investiga en el Congreso de la República solicitaría las 80 horas de grabación con que cuenta el MP, en Soy502 quisimos indagar cuántas cámaras en realidad posee el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias que podrían ayudar a responder muchas interrogantes en torno a cómo entraron las jovencitas, quién tuvo a su cargo la revisión, con quién hablaron en su tránsito hasta la sala, cómo pudieron colocarse tan cerca, y un largo etcétera.

Pero como suele suceder en el país, hasta el tema de las cámaras resultó ser todo un enigma, un enredo de contradicciones, el mismo que les contaremos para que puedan sacar sus conclusiones.

Se suponía que estaban "estrenando cámaras"

De acuerdo con el portal de compras del Estado, Guatecompras, el 1 de octubre de 2013 se abrió el concurso de cotización para el suministro e instalación de un sistema de video vigilancia para el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

En las especificaciones técnicas de las bases de cotización se detalla un requerimiento de 21 cámaras fijas para el exterior del Centro Cultural, además de 36 cámaras en el interior del Teatro, así como un centro de mando con 4 pantallas de 42 pulgadas para monitorear. 

Según los planos publicados en Guatecompras, en donde se detalla la ubicación de las cámaras, solo una se encontraría instalada dentro de la Gran Sala, cuya ubicación no permitiría al MP verificar el momento del ataque ni la escena o el momento de la agresión, pues esta apunta hacia el equipo técnico del Teatro.

Los planos que se encuentran en el portal de Guatecompras señalan la ubicación exacta en donde deberían instalarse las cámaras de vigilancia. Se observa que la cámara número 18 es la única que se encuentra dentro de la Gran Sala y apunta hacia el equipo técnico. (Fuente: Guatecompras. Arte: Javier Marroquín/Soy502)
Los planos que se encuentran en el portal de Guatecompras señalan la ubicación exacta en donde deberían instalarse las cámaras de vigilancia. Se observa que la cámara número 18 es la única que se encuentra dentro de la Gran Sala y apunta hacia el equipo técnico. (Fuente: Guatecompras. Arte: Javier Marroquín/Soy502)

¿Se instalaron las cámaras?

El 18 de octubre de 2013 el contrato fue adjudicado a la empresa Innovación de Sistemas Eléctricos Industrial (ISEI), propiedad de Adler Hovany García Mayen, por un monto 829 mil 753 quetzales

Consultado al respecto, García Mayen declaró a Soy502 que su empresa no se dedica a la instalación de cámaras y que ellos no “fueron los encargados” pese a los papeles presentados por dicha empresa que participó en todo el proceso con su oferta económica y técnica

Detalles del concurso en el portal de compras y contrataciones del Estado. (Fuente: Guatecompras)
Detalles del concurso en el portal de compras y contrataciones del Estado. (Fuente: Guatecompras)

Se consultó también a Fulvia Greis Sim, coordinadora Administrativa del Teatro Nacional (quien tomó el cargo en octubre pasado a raíz de la destitución del director), quien confirmó la declaración de García Mayen al indicar que ISEI no fue la empresa que instaló las cámaras sino que se trató de SERIMCO, S.A. 

Sim añadió que el contrato con SERIMCO no está firmado por lo que las cámaras aún no son propiedad del Teatro Nacional y por lo tanto no están instaladas ni funcionando.

A SERIMCO no le aparece ninguna adjudicación en Guatecompras y el portal refiere que tampoco han participado en algún proceso de adjudicación. 

A la empresa de seguridad SERIMCO, S.A. no le aparece ninguna contratación por parte del Estado; sin embargo, tanto la coordinadora Administrativa del Teatro como el propietario de la empresa señalan que fueron los responsables de la instalación de las cámaras (Fuente: Guatecompras)
A la empresa de seguridad SERIMCO, S.A. no le aparece ninguna contratación por parte del Estado; sin embargo, tanto la coordinadora Administrativa del Teatro como el propietario de la empresa señalan que fueron los responsables de la instalación de las cámaras (Fuente: Guatecompras)

Rody Rustai, gerente de SERIMCO, destacó que su empresa fue la encargada de dicha instalación y que el proceso de colocación de las mismas culminó el 29 de diciembre de 2013 recién pasado, 15 días antes de la presentación del informe de Gobierno, momento en que se dio la agresión.

En su página web, SERIMCO destaca el trabajo realizado en las instalaciones del Teatro Nacional. (Fuente: SERIMCO)
En su página web, SERIMCO destaca el trabajo realizado en las instalaciones del Teatro Nacional. (Fuente: SERIMCO)

Rustai agregó que las cámaras funcionan en óptimas condiciones; sin embargo, prefirió no dar más detalles debido a que el caso fue declarado bajo reserva.

¿Qué hay en esas 80 horas del MP?

Mynor Melgar, secretario General del MP, detalló durante una citación en el Congreso de la República ante la Comisión que investiga la agresión, que poseen 80 horas de grabación, las cuales serán analizadas para verificar si la escena fue alterada pues algunos diputados señalan que el “ataque” se dio con harina y no con cal como refiere el parte forense. 

Sin embargo, en la misma citación, Mauricio López Bonilla, titular de la cartera del Interior, declaró que los videos en su poder se refieren a un material gráfico de eventos anteriores que vinculan a los autores de la agresión.

En el limbo quedan las respuestas sobre el confuso proceso de contratación realizado por el Ministerio de Cultura y Deportes para la adquisición de dichas cámaras y si en realidad estas funcionan ¿qué hallazgos adicionales podrían aportar si la única cámara, por su ubicación, no captó el momento de la agresión? ¿en qué se basará el MP para identificar a las personas que facilitaron el ataque?

 

23 de enero de 2014, 20:01

cerrar