Fundación Donaré, para dar vida después de la vida

Actualmente hay 1 mil 600 pacientes en espera de un trasplante. (Foto: Archivo)

Actualmente hay 1 mil 600 pacientes en espera de un trasplante. (Foto: Archivo)

La fundación Donaré nació en 2004 con el objetivo de promover la donación de órganos en Guatemala, la fundación se encarga de organizar diferentes proyectos para que se realicen estas donaciones y se facilite en todos los aspectos.

“Nuestra fundación es pro-vida, para que los pacientes tengan una mejor calidad de vida en el futuro”, afirma Marta de Hernández, presidente de Donaré.

Proyectos

Donaré ha realizado diferentes proyectos como el laboratorio de histocompatibilidad en el hospital San Juan de Dios, donde se realizan pruebas de compatibilidad gratis, que en el pasado tenían un precio de cuatro mil quetzales. También remodelaron y realizaron una unidad de trasplante renal en el mismo hospital con 16 camas donde se pueden realizar cuatro trasplantes simultáneamente.

¿Cómo se hace la donación de un órgano?

“Es un proceso tan lindo, como el de una flor, que se marchita cuando no recibe agua, pero al regarla en cuestión de una hora empieza a revivir. La donación de riñón es exactamente lo mismo, en 12 horas estos pacientes empiezan a orinar y recuperar su vida, es como volver a nacer”, afirma Marta.

1,600
pacientes
en espera de un trasplante

Existen dos tipos de donación: donación de vivo relacionado. Solo se da en órganos par como riñón, donar uno y el donador vive con el otro, teniendo una vida completamente normal.

Donación cadavérica: Luego de determinar una muerte clínica, es decir muerte cerebral o encefálica, se hace una serie de exámenes de transmisión para verificar que el donador esté sano, luego se hace un encefalograma para comprobar que ya no existe corriente electrica cerebral.

La familia del paciente es la única que puede decidir si donarán los órganos del ser querido. Luego de un proceso con el INACIF, el Ministerio Público, los médicos y los parientes cercanos, se empieza a convocar a los posibles receptores. El tiempo es vital en este procesamiento. 

Los receptores convocados para recibir ese órgano son evaluados y se decide a dos pacientes receptores, firmar protocolos de extracción. Se utilizan tres salas de operaciones, una de extracción al fallecido y dos a los receptores, uno para cada riñón. 

El ser un donador de órganos no es una decisión médica, es una decisión social. Yo quiero ayudar a alguien más, con algo que a mi ya no me va a servir
Marta de Hernández
presidente de Donaré

En Guatemala se pueden donar únicamente riñón, cornea y tejido. La donación es gratuita y existe penalización a quienes trafiquen con órganos, lo único que se cobra es el procedimiento quirúrgico pero la donación, no. Además es un procedimiento anónimo, no se sabe quien donó ni quien recibió. 

"Se dice que el receptor debe estar eternamente agradecido con el donador pero la familia del donador también debe estar agradecido con el receptor ya que no muchas personas tienen la oportunidad de seguir viviendo después de la muerte", concluye Marta de Hernández.

15 de junio de 2016, 08:06