Futbolista sacrifica su carrera para ayudar a su sobrino

Lulo tuvo que colgar las botas para ayudar al hijo de su hermana. (Foto Clarín)

Lulo tuvo que colgar las botas para ayudar al hijo de su hermana. (Foto Clarín)

Al jugador AlejandroLuloBenítez le dijeron que él podría salvarle la vida a su pequeño sobrino de 9 meses llamado Milo, de inmediato empezó el proceso para el transplante.

  • Además...

A “lulo” como es conocido el jugador argentino, no le importó que su carrera podría verse truncada o que ayudar al pequeño significaría someterse a una intervención quirúrgica. “Primero para mí estaba la salud de mi sobrino y no me importaba nada más que mi sobrino”, explicó Benitez, quien a sus 30 años es un histórico delantero y goleador del Club Central Larroque de la provincia de Entre Ríos, Argentina.

El pequeño que sufría de una obstrucción biliar, es hijo de una de sus hermanas. Luego de recibir varios tratamientos sin resultados positivos, el trasplante fue su única alternativa para que el niño pudiera sobrevivir.

Alejandro tomó la decisión de dejar el fútbol para donarle parte de su hígado a su sobrino, Milo. (Foto: Facebook)
Alejandro tomó la decisión de dejar el fútbol para donarle parte de su hígado a su sobrino, Milo. (Foto: Facebook)

Según explicaron los médicos, al ser un bebé, la mejor opción era un donante vivo que pudiera darle un pedazo de su hígado. Por eso, comenzaron a buscar familiares compatibles. Su padre no era y su madre había sido operada del corazón meses antes, entonces siguieron buscando y el jugador resultó ser el indicado.

Benítez afirma que son una familia unida y que no dudó ni un segundo en ayudar a su sobrino. "La verdad es que, después de la cirugía, yo lo vi a los cinco días de la operación. Recién voy a terapia intensiva, que pude levantarme de la cama e ir, ese encuentro fue lo más emocionante que me pasó en mi vida. Era otra persona. Verlo a él ahí en la incubadora y yo empezarle a cantarle las canciones que le cantaba y él sonriendo, la verdad que eso me emocionó mucho y me largué a llorar”, narró emocionado Benítez una vez más.

Ambos fueron dados de alta y se encuentran muy bien de salud. Deben estar en constante chequeo y cuidados aunque le pequeño Milo es quién más cuidados necesita vive aislado con su madre para evitar algún tipo de infección.

  • Tomado de: CNN en español

29 de julio de 2017, 17:07

cerrar