Gito, el bebé orangután que estuvo a punto de morir

Gito, un bebé orangután abandonado y que estuvo a punto de morir en Indonesia, encuentra una nueva vida en un refugio para animales, donde ha conocido a otro joven orangután, según una ONG.

Gito fue descubierto el mes de agosto en una caja de cartón, a pleno sol, en la parte Indonesia de la isla de Borneo. Tenía una apariencia "momificada", lo que hizo creer en un primer momento que estaba muerto.

 

El pequeño orangután padecía deshidratación, desnutrición y infecciones de la piel cuando fue recogido.

Un equipo de la organización International Animal Rescue (IAR) recuperó al bebé orangután macho para llevarlo urgentemente a su refugio de animales, donde ha sido cuidado.

Gito se recuperó rápidamente, y los responsables del refugio lo 'presentaron' a otro bebé orangután, Asoka, con el que se puso a jugar, tras un período de intercambio de desconfiadas miradas.

Antes de poder vivir en estado salvaje, Gito tendrá que ir a la "escuela de la jungla", un largo programa destinado a preparar a los orangutanes a vivir en su hábitat natural, indicó a la AFP la directora del programa, Karmele Llano Sanchez.

"Unos cinco o siete años pasarán antes de que Gito pueda ser soltado en plena naturaleza" explicó.

 

18 de enero de 2016, 12:01

cerrar