Gobierno justifica incremento en pago de viáticos a funcionarios

El gobierno de Guatemala emitió un comunicado en el que explica el incremento en pago de viáticos a funcionarios. (Foto: Archivo/Soy502) 

El gobierno de Guatemala emitió un comunicado en el que explica el incremento en pago de viáticos a funcionarios. (Foto: Archivo/Soy502) 

A través de un comunicado, el gobierno de Guatemala justificó el incremento en los viáticos nacionales e internacionales que recientemente autorizó el presidente Jimmy Morales a sus funcionarios.  Este pago estaba reglamentado por un Acuerdo Gubernativo emitido en 1998 y ha sido modificado este martes. 

Según el documento, los montos de viáticos que aplicaban las instituciones antes de la publicación del Reglamento General de Viáticos y Gastos Conexos el pasado 31 de mayo eran diferentes y existía una tabla de acuerdo al salario del funcionario y que por ello decidieron cambiarlo tomando en cuenta los costos actuales de alimentación, hospedaje y las necesidades de las instituciones. 

El texto también resalta que los 420 quetzales incluyen hospedaje, desayuno, almuerzo, cena y que los gastos deberán ser liquidados con un informe sobre la comisión efectuada que incluya los logros alcanzados, datos relativos a la comisión y lugares visitados.

Antes de finalizar el documento se destaca que el reglamento es parte de la estrategia del presidente Morales y que con ello, las instituciones de gobierno centralizadas y descentralizadas se deberán alinear a la uniformidad de cuotas para viáticos. 

Las cuotas diarias por viajes nacionales aumentaron entre 262% y 525%. Por ejemplo; antes, el máximo que podría recibir un empleado de gobierno con un salario de más de 4 mil 500 quetzales era de Q160 diarios, ahora, sin importar el salario recibirá Q420. 

El aumento de los viáticos a los viajes al exterior es parecido. Un funcionario que recibía 75 dólares diarios para un viaje a cualquier país de Centroamérica ahora recibirá 300, cuatro veces más que antes.

01 de junio de 2016, 11:06

cerrar