Jornada de golazos imposibles en la Champions League

La Champions League nunca decepciona, y en muchas ocasiones supera las expectativas. Ese fue el caso del martes, que coincidió con la jornada de fiambre para los guatemaltecos. 

  • MÁS DE LA UCL: 

Aunque ver grandes goles es normal en el gran torneo europeo, lo de este 1 de noviembre fue espectacular. Primero fue Antoine Griezmann, quien hizo de esas cosas que solo él sabe hacer. El francés metió un golazo digno del Balón de Oro ante el FC Rostov ruso durante la cuarta jornada de la Champions League

Una pelota aérea le quedó alta y de espaldas al delantero del Atlético de Madrid, que buscó una solución bastante creativa para marcar el primer gol. No fue una chilena, sino un tipo de remate giratorio perfectamente colocado. 

El siguiente fue Mesut Özil, que está haciendo una temporada espectacular para el Arsenal. El alemán se inventó una definición de lujo en la que terminó humillando al portero y a los dos defensas rivales. Por si fuera poco, ese gol al minuto 87 culminaba una gran remontada de 0-2 a 2-3. 

Dos en el piso y el portero corriendo detrás... eso dice mucho: 

El último, pero no menos importante, fue Thomas Meunier. El belga del París Saint Germain clavó una volea al ángulo del FC Basel Suizo, y ni él sabe cómo lo hizo. Su gol también fue de último minuto y sirvió los tres puntos en bandeja para el PSG.  

01 de noviembre de 2016, 16:11

cerrar