Los Broncos de Denver festejan a lo grande tras ganar el Super Bowl 50

Miles de fanáticos vitorearon a los Broncos en el desfile de los campeones del Super Bowl por el centro de Denver, dejando de lado por ahora algunas interrogantes sobre el futuro del equipo.

Los seguidores abarrotaron las calles, balcones y terrazas, mientras los jugadores desfilaban a bordo de camiones de bomberos. El primero tenía el número 18 de Peyton Manning, y llevaba al mismo quarterback, junto con el jugador más valioso del Super Bowl 50, Von Miller, y Annabel Bowlen, esposa del dueño del equipo Pat Bowlen, quien está enfermo y no participó de la ceremonia.

El quarterback suplente Brock Osweiler firmó balones y los lanzó al público desde otro camión.

Al dirigirse a los fanáticos después del desfile, Manning evitó decir si regresará para jugar otra temporada. Y todavía resta por ver si Denver puede mantener intacta su extraordinaria defensa.

Antes del desfile hubo un concierto al aire libre de tres bandas de Colorado cerca del ayuntamiento. En esa actividad era notable el olor a marihuana, pese a que fumar marihuana en público es ilegal en Colorado.

La gente se había congregado desde horas antes del concierto y el desfile. Aunque fue día de clases, era evidente la presencia de niños de edad escolar en el público. Las escuelas permitieron a los niños faltar si sus padres les autorizaban.

Mark Bedenbender, que tenía un excelente puesto junto a la barrera de metal cerca de Union Station, dijo que el evento no es solamente una celebración, sino también probablemente una despedida para Manning.

Tomado de sinembargo.mx

10 de febrero de 2016, 19:02

cerrar