5 chapines ganaron ver la final de la Champions ¡en primera fila!

Ver a las máximas estrellas del fútbol jugar una final de la Champions parece un sueño lejano. El común de los mortales, lo ve en la comodidad de su hogar. Pero ese no fue el caso de cinco jóvenes chapines que ganaron el Gatorade Road To Milán. Sí, Guatemala se llevó la Copa.

Suspenso, habilidad, trabajo en equipo, todos los elementos se conjugaron en un partido de primer nivel ante los ojos del mundo entero. Para un grupo de cinco jóvenes chapines, esto fue un sueño hecho realidad, gracias a sus habilidades futbolísticas y a su pasión por el deporte.

Para mí lo más valioso fue representar a Guatemala y poner en alto su nombre
Gary Morán
, integrante de Invictus

Gatorade Road To Milán fue un campeonato de fútbol 5v5 que reunió a los mejores equipos con integrantes de 15 a 17 años de Latinoamérica; incluyendo a Brasil, Argentina, México, entre otros. El torneo inició el 23 de abril con más de 24 equipos en búsqueda del premio máximo: asistir a la final de la UEFA Champions League 2016, disputada por el Real Madrid y el Atlético de Madrid, en San Siro, Milán, Italia. 

¡Invictus quedó invicto!

Estos son los cinco jugadores que dejaron todo en la cancha: 

 

Carlos Torres, gerente de Marca de Guatemala, sostuvo que Gatorade es ahora uno de los patrocinadores oficiales de la competencia, y en apoyo al futuro de nuevos talentos deportivos de cada país, ofreció una oportunidad irrepetible para un grupo de jóvenes excelsos en el fútbol.  

RECUERDA: Si ganan, vivirán la final de la Champions

¿Cómo se realizó el campeonato?

La convocatoria fue en línea, los participantes enviaron un video con sus destrezas futbolísticas para clasificar a la fase eliminatoria. En Guatemala, el evento reunió a 32 equipos que se medirían en la cancha por escalar a la siguiente fase. Invictus, un equipo conformado por Mario Aguilar, Gary Morán, Alberto Esmenjaud, Óscar Castellanos y Carlos Cordón, ganó el pase para competir en Milán frente a equipos de seis países diferentes. 

Los cinco integrantes mostraron efusión y animo previo a su viaje y ganar la oportunidad de vivir la final de uno de los eventos futbolísticos más importantes del mundo en un palco VIP, a tan solo dos metros de distancia de estrellas de la plantillas del Real Madrid y del Atlético de Madrid.

Invictus se coronó campeón de la competencia, sobrepasando a equipos como Colombia y Honduras, haciendo honor a su nombre: sin caer en partido alguno. Los jugadores asistieron al laboratorio GSSI, frecuentado por jugadores de primer nivel, para realizar un análisis de sudoración y deshidratación y así crear una fórmula personal para mejorar el rendimiento de cada uno.  

20 de junio de 2016, 19:06

cerrar