Las latas que artesanas de Gradién transforman en bisutería

Ana Hurtarte es consciente del cuidado del planeta desde muy niña. Sus tareas en el colegio y en su vida diaria siempre involucraron el reciclaje. 

Ella estudió diseño industrial con el fin de hacer un cambio en su entorno y en 2017 creó Gradién, una marca de bisutería.

C O L O R S & M O O D S

Una publicación compartida por Gradién‍ (@gradiengt) el

En Guatemala, el diseño industrial está muy relacionado con el trabajo artesanal. En mi cuarto año recibí un semestre relacionado al tema, por ello contacté a artesanas para desarrollar esta idea
Ana Hurtate
, emprendedora guatemalteca.

Las anillas o "chapitas", como se les conoce, son parte de las latas de gaseosas y también son la materia prima para estos lindos accesorios de moda. 

Fomentar el reciclaje ha sido una de nuestras prioridades desde el principio ✨

Una publicación compartida por Gradién‍ (@gradiengt) el

El nombre de Gradién nació de la composición de las palabras "degradé" (un rango de colores ordenados con la intención de dar una transición suave y progresiva) y "gradiente" (variación de una magnitud con la distancia), según cuenta Ana a Soy502.

H A N D M A D E

Una publicación compartida por Gradién‍ (@gradiengt) el

Gradién habla de cambio, como el de las 'chapitas', que inician su vida útil como parte de una lata para luego transformarse en un accesorio; además habla de nuestra transformación junto a las artesanas, de su forma de salir adelante solas y de poder diseñar lo que les gusta
Ana Hurtate
, emprendedora guatemalteca.

De azul cobalto a azul marino. Los degrades, los cambios y la evolución, eso es @gradiengt

Una publicación compartida por Gradién‍ (@gradiengt) el

Crear estas modernas piezas llevó un gran trabajo que incluyó una exhaustiva investigación. "Busqué cuál era el hilo adecuado, experimenté y durante un mes me dediqué a hacer cada estilo, hice una muestra de cada accesorio para luego producirlo junto con las artesanas", explicó Ana. 

Una publicación compartida por Gradién‍ (@gradiengt) el

Hurtarte también cuenta a Soy502 que se inspiró en las olas y en el "tassel" (mechón de hilos que cuelgan libremente anudados en un extremo) para plasmarlos en aretes, collares y pulseras. 

Una publicación compartida por Gradién‍ (@gradiengt) el

Actualmente, Ana trabaja junto a sus hermanas y cinco artesanas, que forman parte del proyecto llamado Eco-creativas, de la fundación Junkabal. Las "chapitas" son compradas a recicladores en el relleno sanitario de zona 3 y a recolectores de la zona 6. 

 "Nos reunimos cuando hay un pedido grande, pero si ellas necesitan un ingreso extra pueden trabajar en casa", afirma la creadora de Gradién. 

H A N D M A D E

Una publicación compartida por Gradién‍ (@gradiengt) el

A sus 23 años, la vida de Hurtarte está llena de grandes experiencias junto a las artesanas, mujeres entre 25 y 35 años: 

Lo más bonito de este proceso es crear juntas, no lo hago todo sola; si ellas no fueran tan buenas, este proyecto no sería posible
Ana Hurtate
, emprendedora guatemalteca.

Ana comenta que también se reúnen para celebrar momentos importantes y conocerse mejor. "En Navidad de 2017 tuvimos una emotiva refacción, además, mientras tejemos, nos contamos la vida y aprendemos unas de otras, son mujeres fuertes, sus experiencias me han enseñado mucho", agrega. 

Ya disponibles en línea y en @watsonbooks.coffee

Una publicación compartida por Gradién‍ (@gradiengt) el

Si quieres conocer más acerca de estos productos, ingresa a su cuenta oficial de Facebook e Instagram. Existe una venta de Gradién en Watson Books & Coffee, en Paseo Cayalá. 

El costo de cada accesorio varía según el estilo, pero puedes conocer los precios en las redes. 

MIRA EL VIDEO:  

 

  • TE PUEDE INTERESAR: 

06 de abril de 2018, 05:04

cerrar