Guía para observar el eclipse solar del 21 de agosto de 2017

El 21 de agosto a medio día en Guatemala será posible ver un eclipse de sol. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

El 21 de agosto a medio día en Guatemala será posible ver un eclipse de sol. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

El 21 de agosto de 2017 se producirá un eclipse de sol que será visible en Guatemala, México, Estados Unidos (donde será total), el resto de Centroamérica, Colombia, Venezuela, Perú, Brasil y Ecuador.

Un eclipse total se produce cuando la luna se interpone entre la tierra y el sol, cubriéndolo con su cuerpo y ocultando su luz por unos minutos, como el que hubo en Guatemala el 11 de Julio de 1991, en el que la luz solar se apagó casi por completo, se encendieron los focos del alumbrado público, se vieron las estrellas y los animalitos se fueron a dormir. Esto sólo sucederá en algunas ciudades de Estados Unidos. En los demás países y ciudades, se verá parcial.

Esta es la cobertura del eclipse. (Ilustración: Cortesía Edgar Castro Bathen)
Esta es la cobertura del eclipse. (Ilustración: Cortesía Edgar Castro Bathen)
 

Un eclipse solar parcial es cuando la luna no cubre la totalidad del disco solar, sino sólo una parte, que puede ser el 90%, 80% y así sucesivamente, siendo más bajo el porcentaje entre más se aleje de la línea de la totalidad. Esta línea es un camino angosto, que tiene aproximadamente 250 kilómetros de ancho, donde se proyecta la sombra más oscura de la luna. Las personas que se encuentren dentro de ese camino verán la oscuridad y las estrellas brillar, todos los demás nos tendremos que conformar con un oscurecimiento leve.

Así se ve un eclipse parcial. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
Así se ve un eclipse parcial. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

En Guatemala, los cálculos indican que la luna sólo cubrirá el 40% del disco solar, lo que significa que en ningún momento se podrá ver directamente hacia el sol sin protección para los ojos.

La protección para los ojos son los lentes que tienen filtros solares especiales, de la clase mylar o baader, que cumplen con el estándar ISO 12312-2:2015. Si se va a utilizar un telescopio, también hay que protegerlo con filtros solares que se venden en tiendas especializadas en formato de una hoja para recortar o bien algunos ya vienen especialmente diseñados para la óptica de ciertos telescopios.

Este telescopio ya está preparado con un filtro. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
Este telescopio ya está preparado con un filtro. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

El eclipse empezará a las 11:35 am del lunes 21 de agosto, siendo este momento el que se conoce como el “primer contacto” en lenguaje astronómico. Se refiere al momento en que la luna empieza a cubrir el disco solar, aunque en realidad no tienen contacto porque están muy lejos la una del otro.  Aquí se inicia el eclipse.

Poco a poco la luna irá cubriendo más el disco solar y parecerá como si al Sol le faltara un pedazo, como una galleta mordida. La mecánica celeste indica que el eclipse parcial durará dos horas y media, y a eso de las 2:05 pm, se separarán definitivamente, lo que marcará el fin del eclipse.

Este es el horario del eclipse en Guatemala, el 21 de agosto de 2017. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
Este es el horario del eclipse en Guatemala, el 21 de agosto de 2017. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

Muchas preguntas se vienen a la mente. ¿Cómo estará el clima? ¿Podremos verlo aunque sea época lluviosa? ¿Qué precauciones debo tomar si lo quiero ver con seguridad?  El principio básico es nunca ver al sol directamente sin protección apropiada.  Sólo se puede ver con filtros de telescopio y con los anteojos para eclipses. Para estar más seguro, entrevistamos a un especialista de la vista, el doctor Julio Roberto Benítez Bathen, Oftalmólogo-Retinólogo. 

Le preguntamos al doctor Benítez si es cierto que  al ver un eclipse sin protección se pueden tener daños en la retina o si eso es un mito. Su respuesta fue categórica: “sí existe la posibilidad que la exposición prolongada a la radiación solar  pueda provocar lesiones en la retina",  sin embargo, agregó que "en más de 35 años de ejercicio profesional, no he visto lesiones maculares secundaria a exposición solar durante eclipses. Eso no significa que se dejen de tomar las medidas de prevención usuales. No debe verse un eclipse sin la protección debida.”. 

Hay lentes especiales para ver eclipses.  (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
Hay lentes especiales para ver eclipses. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

Al preguntarle al doctor Benítez en qué consiste el daño, el profesional responde: “Consiste en lesiones en el área central de la retina (mácula/fovea) manifiestas por áreas de coloración amarillo-blanquecinas secundarias a edema producidas por aumento de la temperatura durante la exposición a  la luz solar (más de 4 grados). Debo recordarles que el sistema óptico del ojo es muy potente, capaz de converger los rayos de luz sobre la retina. En un ojo normal es el equivalente a sobreponer 10 lupas, las que utilizamos para ver mapas, sellos o insectos. En la mayoría de los casos, esta condición es reversible, dejando pequeñas áreas de despigmentación y campos visuales normales.”

Ver el eclipse sin protección puede causar daños en los ojos. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
Ver el eclipse sin protección puede causar daños en los ojos. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

Yo creo en aquello de zapatero a tu zapato y por lo tanto, para hablar de protección a los ojos debemos acatar lo que el experto indica. Algunas personas me han preguntado si se puede observar el eclipse con vidrio de soldadura No.14, y remití la consulta al doctor Benítez quien dice que no es recomendable. Los filtros que obedecen los estándares ISO o CE sí se pueden usar pero aconseja que las visualizaciones sean de duración corta e intermitentes. 

Esto es sumamente importante en esta observación porque es peligrosa para la vista y aún los que tenemos filtros debemos tener cuidado de ver por pocos minutos y hacer cortes para descansar, incluso desviando el telescopio para que no lo siga calentando el sol.

Los lentes de sol comunes no sirven para ver un eclipse.  (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
Los lentes de sol comunes no sirven para ver un eclipse. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

Advertencia: Los anteojos oscuros comunes, negativos de película, vidrios ahumados, no protegen la vista. Tampoco verlo reflejado en agua o en un espejo. Si no tiene equipo apropiado es mejor verlo por TV o internet. Por la hora en que ocurrirá, el eclipse será cenital, es decir que lo tendremos sobre nuestra cabeza con sus rayos y calor en toda su intensidad. Se recomienda usar sombrero o gorra para no sufrir una insolación, usar protector solar para evitar dañarse la piel de la cara y los brazos.  

También se puede seguir el eclipse por la sombra de las hojas de los árboles.  (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
También se puede seguir el eclipse por la sombra de las hojas de los árboles. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

En el interior de la república o lugares alejados donde no se cuenta con ningún tipo de protección, hay una forma segura de verlo y es observando las sombras de las hojas de los árboles, porque actúan como "proyectores naturales" sobre el suelo.  Ahí se puede ver como avanza el eclipse, viendo hacia el suelo, con seguridad.

Por último, a los padres y maestros, les recomiendo no permitir que los niños vean el sol sin protección especial mucho menos con binoculares o telescopio, ni para el día del eclipse ni para un día común y corriente. Hacerlo es peligroso y puede dañar la vista.

Por último, para los astrónomos aficionados, personas interesadas y observadores del cielo que sí saben cómo observar este fenómeno con seguridad, les deseo una observación controlada y exitosa, cielos despejados y que disfruten de este eclipse.

Más de Edgar Castro Bathen:

04 de agosto de 2017, 18:08

cerrar