Abogado del autor de masacre de Florida: "El mundo se volvió loco"

El autor de la masacre fue detenido. (Foto: Infobae)

El autor de la masacre fue detenido. (Foto: Infobae)

El abogado de Nikolas Cruz, Jim Lewis, afirmó que "el mundo se volvió loco" al expresar sus sensaciones 48 horas después de la masacre que perpetró su cliente y que terminó con la vida de 17 personas.

El defensor indicó que los familiares del adolescente de 19 años están "horrorizados" por el tiroteo masivo y que "no tenían idea de que este niño fuera capaz de esto", en declaraciones al Palm Beach Post.

No había pistas para sugerir que Cruz estaba planeando un tiroteo masivo
Jim Lewis
, abogado del autor de la masacre en Florida.

Además, el abogado confirmó que su cliente compró de forma legal el rifle AR-15 utilizado en el tiroteo y que lo adquirió en febrero de 2017.

"No había pistas para sugerir que Cruz estaba planeando un tiroteo masivo", agregó al ser consultado sobre si había indicios de que podía ocurrir algo así.

La frase llamó la atención, ya que hubo múltiples manifestaciones, tanto del asesino como de quienes lo conocían, que coinciden en relatar sus temores sobre la personalidad y las costumbres del joven.

VIDEO:

La investigación: llegó en Uber

Las autoridades que investigan lo ocurrido en Florida tienen la certeza de que Cruz había planeado meticulosamente cómo llevar a cabo la masacre en una escuela.

El atacante arribó a la Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, en el condado Broward, el miércoles en la tarde en un auto de Uber, según confirmó Javier Correoso, un encargado de asuntos públicos de la compañía con sede en San Francisco, El Nuevo Herald.

"Estamos colaborando con las agencias policiales en la investigación", dijo el representante de la empresa.

Correoso no respondió más preguntas ni identificó al chofer que habría llevado a Cruz hasta la fatal escena del crimen. "Las preguntas deben ser dirigidas a la Policía de Broward", agregó.

La huida 

Una vez que lo dejaron en la escuela, Cruz activó la alarma contra incendios para provocar que todos los alumnos y profesores salieran a los corredores del edificio y así poder dispararles.

En medio de la huida masiva de los estudiantes y del personal de la escuela, aterrorizados ante la masacre, el joven completó su plan camuflándose entre ellos para no ser detectado por la policía que acordonaba el área.

El sospechoso se dirigió a un Wal-Mart, compró una bebida en un restaurante Subway y posteriormente caminó hacia un McDonald's. Fue detenido unos 40 minutos después de que saliera del local de comida rápida.

*Tomado de Infobae 

16 de febrero de 2018, 13:02

cerrar