El hambre oculta: el otro lado de la desnutrición que azota al país

La desnutrición en Guatemala involucra factores sociales, económicos, culturales y educativos, sin embargo, debe combatirse desde la raíz: la deficiencia de vitaminas y minerales.

La falta de micronutrientes afecta especialmente a los niños de entre uno y cinco años de edad y a las mujeres embarazadas. Se le llama “el hambre oculta” porque la deficiencia de estas sustancias pasa inadvertida hasta que alcanza niveles crónicos.

“Estos micronutrientes no se encuentran en los alimentos convencionales y tampoco son producidas por el cuerpo. Entonces deben ser consumidos por suplementos.
Armando Barreno
, Alianza por la Salud Nutricional.

Armando Barreno, de la Red de Organizaciones de Hombres y Mujeres Indígenas por la Salud Reproductiva, la Nutrición y la Educación (Redmisar), explica que el organismo necesita los micronutrientes para aprovechar al máximo los macronutrientes, como las proteínas, los carbohidratos, entre otros.

La deficiencia de alguna vitamina o un mineral hace que con el tiempo, el cuerpo pierda cierta capacidad de realizar determinadas funciones. Por ejemplo: la falta de vitamina C a largo plazo provoca escorbuto y la deficiencia de Hierro, anemia.

  • MIRA AHORA: 

Sin vitaminas suficientes

En el país el principal problema es la deficiencia de Zinc y Hierro, explica Rosario López, coordinadora de la Red de Organizaciones de Hombres y Mujeres Indígenas por la Salud Reproductiva, la Nutrición y la Educación, que presentó los resultados de un monitoreo de la situación actual de micronutrientes.

El estudio reveló que el 36% de los servicios monitoreados se encuentran desabastecidos de hierro y un 28% de Ácido Fólico. Además, el 47% estaban desabastecidos de Zinc, esencial para el correcto desarrollo de los músculos y huesos.

Pudimos evidenciar que existe un alto desabastecimiento, especialmente en la alimentación complementaria para mujeres y niños. El 90% de los servicios no estaban abastecidos y no habían recibido ninguna entrega desde agosto de 2015
Rosario López
, de la Redmisar.

Se verificó la situación en los departamentos de Alta Verapaz, Huehuetenango, San Marcos, Quetzaltenango, Totonicapán, Quiché, Zacapa, Santa Rosa, Chiquimula y Chimaltenango.

No se siguen indicaciones

El monitoreo también reveló algunas deficiencias al momento de recetar las vitaminas ya que no se consumen correctamente o en las dosis adecuadas, lo que termina por hacer que los micronutrientes no tengan el mismo efecto.

  • NO TE PIERDAS: 

29 de julio de 2016, 09:07

cerrar