Hasta que el dinero los separe

La causa número uno de divorcios en el mundo no es el dinero, pero sí los problemas generados por la falta de comunicación sobre el dinero.

Si bien en el altar se dice que la muerte va a ser la causa de separación, hoy día el 50% de los matrimonios no llegan a durar cerca de la edad de la muerte.

Para que en tu ceremonia no se tenga que decir: “Hasta que el Dinero los separe”, te recomiendo que tengas una conversación financiera con tu pareja antes de unir tu vida con él o ella.

1. Casas, carros, sueldos

¿Qué quieren lograr financieramente durante su relación? Platiquen dónde quieren vivir, qué quieren manejar, con qué frecuencia quieren comer afuera y viajar, y, sobre todo, con qué nivel de ingresos pueden tener ese estilo. ¿Están dispuestos a hacer los sacrificios necesarios para ello?

2. Ingresos, deudas y ahorros

Si bien es rico poder decir “mi dinero”, la realidad es que una relación con finanzas separadas rara vez tiene metas compartidas. Es necesario que se desnuden financieramente, compartiendo qué ingresos mensuales, deudas pendientes y ahorros traen a la relación. Una vez lo hacen, pueden acordar las condiciones que gobiernan esos fondos i.e. ahorros se quedan separados o mancomunados.

3. Personalidad financiera

Si por décadas ha sido desordenado, no esperes que eso cambie de la noche a la mañana. Mejor entiendan quién es el “listo” con el dinero y que le gusta hacer presupuestos y proyecciones a 40 años, y quién es el que piensa que “lo comido y lo bailado nadie te lo roba”. Ambos se complementan porque si los dos son bohemios, la cuenta tenderá a estar vacía y si los dos son listos, no van a comer un banano por no tirar la cáscara.

4. Su primer presupuesto

Ya que saben el ingreso de ambos, hagan un presupuesto en una servilleta sobre lo que pueden lograr con sus recursos. Diviértanse conversando de los ajustes y alcances que tienen.

5. ¿Qué pasa si llega la noticia?

Tú sabes a qué me refiero. El regalo de vida es bello, pero financieramente puede agarrar a las parejas por sorpresa. Si piensan vivir con los dos ingresos, significa que ambos tienen que trabajar, incluso si llega un bebé. ¿Quieren que uno se quede en casa, o ¿ambos están de acuerdo con hacer uso de una guardería? Ambas son opciones viables. Solo estén de acuerdo.

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502

21 de julio de 2017, 05:07

cerrar