¿Por qué hay personas que siempre llegan tarde? La ciencia lo explica

Existen varias investigaciones acerca de este comportamiento, todas tratando de averiguar por qué algunas personas no logran cumplir con el horario. (Foto: Wapa)

Existen varias investigaciones acerca de este comportamiento, todas tratando de averiguar por qué algunas personas no logran cumplir con el horario. (Foto: Wapa)

Quedas con una persona de reunirse a determinada hora, llegas puntual y resulta que tu acompañante llega 15 o 25 minutos después. Si no es la primera vez que te pasa, seguro te has cuestionado qué hace que algunos siempre lleguen tarde.

Las personas que a menudo se retrasan siempre parecen tener una excusa, pero más allá de los incidentes que se haya encontrado, hay varias investigaciones que plantean darle respuesta al origen de ese comportamiento. 

El profesor, escritor y conferenciante experto en la psicología de la conducta humana, Alfie Kohn, sugirió que puede que estas personas disfruten de la atención de entrar con alguien esperando; sin embargo, considera que no es aplicable para quiénes supone un problema. 

El uso del tiempo

En 2016, Emily Waldun y Mark McDaniel de la Universidad de Washington plantearon que el problema estaba en la forma en que se ha aprendido a manejar el tiempo, para ello hicieron un experimento en el que se dio un plazo a los participantes para completar una tarea envolvente, con la ventaja de poder consultar un reloj. 

El resultado demostró que hay quienes tienen mejor capacidad de calcular el tiempo. Es como cuando tienes cinco minutos antes de salir al trabajo y optas por navegar en internet. Puede que sientas que solo ha pasado ese período, pero en realidad llevas 20 minutos.

La personalidad

Susan Krauss Whitbourne, profesora de psicología en la Universidad de Massachusetts, afirmó que los psicólogos freudianos reducen la tardanza excesiva a las tendencias autodestructivas, que dejan atrapadas a las personas en un ciclo de llegar tarde y castigarse por ello. 

  • PUEDE INTERESARTE...

Por aparte, el psicólogo y escritor Adoree Durayappah-Harrison explicó que para algunos llegar tarde es una cuestión de principios y simplemente no les gusta llegar temprano, muchas veces por el sentimiento de incomodidad ante el esperar a alguien.

Un artículo del New York Times también expuso que el retraso “crónico” puede ser impulsado por el optimismo. Por ejemplo, en creer que un trayecto de 25 minutos va a tardar solo 10.

* Con información de Gizmodo

15 de agosto de 2017, 17:08

cerrar