Una guatemalteca ganó el "challenge" más importante: venció el cáncer

La historia de la guatemalteca Helen Ortiz, más que inspiradora, es una lección de vida.

Helen tiene 50 años y hace seis, recibió la peor noticia de su vida cuando su carrera como competidora de fisiculturismo estaba en la cúspide, padecía cáncer en el estómago.

  • MIRA EL VIDEO CON SU HISTORIA MÁS ABAJO...

“En la competencia quedé en el lugar 18 del mundo de fisiculturismo entre 70 países, me sentía invencible”, afirma Helen quien es originaria de Morales, Izabal. En ese momento pensaba que su vida se iba a derrumbar.

La atleta tuvo que pasar por un duro tratamiento: cinco meses de radiación y dos operaciones que la dejaron marcada para el resto de su vida. Pero el cáncer era un duro desafío ya que luego se pasó a uno de sus pulmones dándole a Ortiz una fuerza más para seguir y luchar por eliminarlo de su cuerpo.

Creí que el fisiculturismo y las competencias iban a ser cosa del pasado para mi
Helen Ortiz
, sobreviviente de cáncer.

Luego de dos años de lucha contra, Helen ganó el mayor trofeo en esta competencia de la vida, erradicando por completo el cáncer de su cuerpo.

Cinco años después, la atleta quien vive en Estados Unidos y se fue en busca del famoso “sueño americano”, puede decir que esta libre de esta enfermedad. “No existen obstáculos para lograr lo que queremos, el único obstáculo que podemos tener, somos nosotros mismos”, afirma la atleta, quien es madre, amiga, abuela y sobre todo sobreviviente.

Helen ha ganado muchos trofeos y reconocimientos pero el “challenge” más grande de su vida ha sido vencer el cáncer. Ahora se dedica a hacer ejercicio pero al mismo tiempo a contar su testimonio. “Los retos de la vida te hacen una mejor persona, mi cuerpo es un testimonio y un ejemplo que cualquier reto se puede vencer”, dice la atleta quien está feliz de haber regresado a su tierra para dar un mensaje de inspiración.

  • CONOCE TAMBIÉN...

"El cuerpo bello es temporal, pero deben poner los pies en la tierra y luchen por lo que quieren a mano limpia”, afirma con una sonrisa en el rostro y un cuerpo bien cuidado.

25 de agosto de 2016, 08:08

cerrar