Henry Hernández, un bombero ejemplar que no conoce los límites

El 18 de enero de 2015, la vida del bombero Voluntario Henry Hernández cambió para siempre. Mientras atendía a unas personas heridas en un accidente de tránsito en el kilómetro 28 de la ruta Interamericana, fue atropellado por un piloto que manejaba en estado de ebriedad. Él y su compañero Rolando Caal, resultaron gravemente heridos. 

  • LA HISTORIA: 

Fue atendido en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y se temió que perdería las dos piernas. Finalmente, a Henry le fue amputada la pierna izquierda. Sin embargo, nunca se dejó derrotar ni en el peor momento posterior al accidente.

MIRA EL VIDEO MÁS ABAJO...

Inició de esa manera una vida diferente que enfrenta con mucha dignidad, y sobre todo, con el apoyo de personas que se acercaron para ofrecer ayuda. "Estar en rehabilitación te demuestra que no eres la única persona sin algún miembro, hay más personas como nosotros y la vida continúa, la vida sigue", afirma.

“Luego del accidente cambió todo mi mundo, mi entorno, pero sigo motivado y en la lucha de seguir ayudando a la población guatemalteca con esta profesión que elegí, quiero y respeto tanto: ser un Bombero Voluntario”, afirma Henry quién continúa en la 31 compañía de los Bomberos, aunque cuenta con otro rol.

Estoy vivo y tengo una familia que amo y por la que siempre voy a velar pese a las consecuencias. Ellos me dan la fuerza para seguir adelante y poder seguir apoyando a mi comunidad y mi país
Henry Hernández
, Bombero Voluntario

Actualmente Henry es el Jefe de 31 compañía y, junto a otras 3 personas que conforman la junta directiva de esa unidad, debe velar por las mejoras y administrar los recursos para seguir funcionando con normalidad, algo complicado debido al gran número de emergencias que ocurren en la ruta Interamericana. 

Henry puede caminar gracias a que recibió una prótesis que le ayuda a mantenerse de pie y poder caminar casi sin dificultad. El bombero recibió sus rehabilitaciones en el IGSS y continúa laborando como asistente de electricista en la empresa Sisma, lugar donde trabajaba desde antes de que ocurriera el accidente.

Henry no se cansa de agradecer a todas las personas que lo apoyaron y brindaron cualquier tipo de ayuda, comprometiéndose con la población guatemalteca a salir adelante. Asimismo, continúa recibiendo cursos en los bomberos para poder estar a la altura de un buen servidor público.

18 de octubre de 2016, 09:10

cerrar