Hermosa modelo que tocó el cielo, hoy vive un infierno en la cárcel

Adriana Corella es una modelo costarricense que vive un infierno, ya que guarda prisión en Nicaragua, acusada por lavado de dinero y crimen organizado. Desde niña participó en eventos de belleza y aunque estaba metida de lleno en el mundo de la moda, confesó en una entrevista que estudiaba medicina porque “la carrera de modelaje es corta”.

La joven nacida en Alajuela, Costa Rica, estaba casada con Walter Pereira Castillo, presunto líder de una banda de narcotraficantes y quien se suicidó cuando la policía los capturó el pasado viernes cuatro de diciembre.

La situación que atraviesa actualmente la modelo tica cayó como un balde de agua fría en el mundo del espectáculo, donde Adriana era muy cotizada.

Corella participó en el concurso de Chica Arenas, organizado por una cadena de tiendas. También en el concurso “La Tica más linda”, realizado en El Salvador y Guatemala, y en comerciales para Honduras y Guatemala. 

Corella Rojas se conoció con Walter Pereira Castillo en una playa de Liberia, Costa Rica, seis años atrás.

El amor lo sellaron con una boda civil y luego un pastor evangélico les dio la bendición la tarde del cinco de diciembre de 2009, publicó el diario costarricense La Teja.

La modelo confesó al Diario La Teja que fue amor a primera vista. Una amiga le presentó a Pereira Castillo, quien para ese tiempo se identificó como propietario de un taller de autos.

Adriana guarda prisión en la cárcel de mujeres, ubicada en Tipitapa, después que la juez Indiana Gallardo, del Juzgado Noveno Penal de Audiencia, le decretó la prisión preventiva.

Según la acusación que presentó la Fiscalía, ella era la encargada del resguardo y custodia del dinero que utilizaba la agrupación.

La policía desmanteló la red el jueves 3 de diciembre al decomisarle US$871 mil 140 y 285.6 kilos de cocaína y capturó a seis personas más, entre ellas, otros dos ticos.

Adriana habitaba en un residencial con su pareja en las afueras de Managua, pero durante la audiencia insistió en que únicamente había llegado al país de paseo junto con su hija.

#Glam #Love_it #Love_My_Job #Enjoy #Store

A photo posted by ADRIANA CORELLA (@adriana.corella) on

Sin embargo un familiar de ella comentó al Diario Extra de Costa Rica, que Adriana llegó a Nicaragua bajo amenazas de su marido. Los familiares dijeron que no tienen dinero para sacar de la cárcel a Adriana.

El 7 de enero de 2016 en la audiencia inicial se conocerá si Corella continuará en prisión.

Tomado de ElNuevoDiario

 

23 de diciembre de 2015, 17:12

cerrar