El hipopótamo atacado en El Salvador nació y creció en Guatemala

El hipopótamo "Gustavito" fue atacado en El Salvador por personas desconocidas. (Foto: Ultimahora.sv) 

El hipopótamo "Gustavito" fue atacado en El Salvador por personas desconocidas. (Foto: Ultimahora.sv) 

Gustavito”, un hipopótamo que vivía en el parque Zoológico en la Ciudad de San Salvador, El Salvador, fue recientemente atacado por desconocidos. Las personas le provocaron graves lesiones en el rostro la boca y el abdomen del animal y le causaron heridas con un picahielo. 

El hecho causó indignación en la población salvadoreña y el animal se encuentra en estado crítico. Es incierto si el animal pueda sobrevivir luego del ataque.

El Hipopótamo "Gustavito" en su jaula. (Foto: El Salvador)
El Hipopótamo "Gustavito" en su jaula. (Foto: El Salvador)

Gustavito nació y creció en Guatemala. Es de la tercera generación de hipopótamos que nacieron en Auto Safari Chapín, en Escuintla. Sus abuelos y padres aún viven en el parque recreacional. 

El hipopótamo fue separado de su familia cuando era aún pequeño, según relata la periodista Lorena Baires. “Su captura fue uno de los episodios más impactantes que he vivido como periodista de fauna”, relata. 

Con muchas dificultades, la decisión se ejecutó. Gustavito fue arrebatado de su familia, de sus padres y sus abuelos, quienes lucharon hasta el último momento para evitar su partida.
Lorena Baires
, periodista de fauna.

“El camino hacia su nuevo hogar fue difícil y cansado. A las cinco de la mañana, cuando el sol apenas pintaba sus rayos, el animal encontró su nuevo hogar: un pequeño estanque de cemento. Y también a sus nuevos cuidadores, alegres por la llegada del nuevo inquilino. Pero él se tomó su tiempo. Tardó varios días en salir del agua, solo dejaba ver sus ojos”, cuenta la mujer en una nota compartida por el diario Última Hora. 

Ante la actitud del animal cuando recién llegó a El Salvador, la periodista cuenta que muchos se preguntaron si había sido la decisión correcta el traerlo de Guatemala. Ahora con el ataque, la mujer dice que no queda duda que no hicieron lo mejor al separarlo de su familia acá en Guatemala.  

  • MIRA AHORA: 

"Se me caen las lágrimas de pensar que olvidaste los paseos con tus padres en el agua, me da mucha vergüenza imaginar que ellos dejaban el mejor pasto para ti. No debimos separarte de ellos, nunca. Y si en algún lado existe el perdón para este tipo de cosas, Gustavito, ojalá que nos perdonen", concluye la periodista. 

* Lee la carta completa de Lorena Baires aquí

26 de febrero de 2017, 14:02

cerrar