Mahmoud Ruslan: "Mis lágrimas comenzaron a caer cuando tomé la foto"

El viernes la fotografía de Omran Daqneesh, un niño sirio herido en un ataque aéreo en Alepo conmovió el mundo. El autor de la foto, Mahmoud Ruslan, relató que el pequeño no dijo ni una palabra y tampoco lloró.

A pesar de que Mahmoud es fotógrafo de guerra y ha presenciado miles de situaciones dramáticas, admite que lloró al fijar su vista con la pequeña víctima. Omran tiene cuatro años y se convirtió en otro niño símbolo de la guerra.

  • LEE AQUÍ...

Mis lágrimas comenzaron a caer cuando tomé la primera foto. No es la primera vez que lloro, lo he hecho muchas veces al fotografiar a niños traumatizados
Mahmoud Ruslan
, fotógrafo de guerra

De acuerdo al fotógrafo, la desgarradora escena fue muy difícil de retratar “me afectó mucho porque él estaba en silencio...estaba en shock” explica. Y también porque en el pequeño visualizó a su hija de siete años.

El reportero gráfico se encontraba a 300 metros del lugar donde cayeron las bombas en las afueras de Alepo. Mahmoud relata que lo primero que vio fueron tres cuerpos tendidos en el suelo, eran los vecinos de la familia Omran.

Espero que todas las fotos de los niños y de los bombardeos en Siria se conviertan en virales, de modo que el mundo sepa qué significa vivir aquí
Mahmoud Ruslan
, fotógrafo de guerra

Cuando los socorristas trabajaron para rescatar a los heridos Ruslan se unió a ellos para ayudarlos. El primer sobreviviente fue Omran y fue en este momento cuando el fotógrafo comenzó a filmar.

La madre de la víctima sufrió algunas heridas en una pierna y su padre en la cabeza. Mientras que su hermana de siete años fue intervenida quirúrgicamente y ya está en recuperación, pero su hermano de diez años murió este sábado.

*Con información de Infobae.

20 de agosto de 2016, 18:08

cerrar