La historia de un crimen resuelto en menos de 48 horas

En Escuintla ocurrió el crimen contra una madre y su hija. (Foto: archivo/Soy502)

En Escuintla ocurrió el crimen contra una madre y su hija. (Foto: archivo/Soy502)

El cuerpo ensangrentado de una niña de seis años estaba al lado de la carretera. Era la mañana de un viernes. La noche anterior gritaba. No se sabe si lo hacía porque su madre había muerto minutos antes o porque contra ella se dispararía primero.

La marcas de las llantas de un automóvil hicieron creer por un momento que se trataba de la víctima de un accidente de tránsito como otros ocurridos en la antigua carretera que conecta a Escuintla y al Puerto de San José. Era la primera hipótesis y por poco los fiscales de ese departamento procesarían la escena de esa manera.

No fue así, en otra zona de Escuintla, el personal de la Fiscalía Contra el Delito de Femicidio investigaba un caso distinto. Fue así que escucharon del hallazgo y decidieron también acudir hasta el lugar en el que estaba el cuerpo de la niña. Era el 3 de noviembre de 2017.

En esa carretera, rodeada por árboles, la niña no era la única mujer sin vida, casi un kilómetro después se encontraba Nancy Victoria García Carrera, su mamá. La causa de la muerte de ambas era más evidente en ella. Su cuerpo estaba marcado por las balas que recibió.

La noche oscura

La Naranjera es el nombre de la comunidad en el que la mamá de la niña vivía. Un caserío con calles de terracería en Masagua, Escuintla.

Los disparos que se oyeron la noche del 2 de noviembre no sorprendieron a la comunidad. Era usual que David Alfredo Ache Lara, en medio de sus borracheras, disparara al aire. No lo eran los gritos de una niña.

  • LEE TAMBIÉN:

Nancy Victoria era la pareja sentimental de David Alfredo, y esa noche fue la última de su vida y la de su hija. Horas atrás estuvieron en la feria de Santa Lucía Cotzumalguapa, riendo quizás.

No sabía que en su casa, de apenas dos ambientes (uno usado como comedor, sala, dormitorio y local de una paca) morirían a manos de David Alfredo. Así lo estableció la fiscalía horas después.

La coartada

David Alfredo llegó hasta el lugar en el que yacía el cuerpo de Nancy Victoria. Busca reconocerla. Para entonces las autoridades la habían identificado y sabían donde vivía; ella portaba sus documentos. Otros agentes arribaban a La Naranjera.

En la comunidad los vecinos relataron los gritos de la noche anterior y describían los episodios violentos de David Alfredo. Las sospechas en su contra empezaban a surgir. Hubo un detalle que las hizo crecer todavía más: el vehículo en el que llegó a la carretera era distinto al que usualmente conducía.

Su automóvil era amarillo y negro. No hay muchos carros como ese y menos en una comunidad como La Naranjera.

  • PODRÍA INTERESARTE:

La fiscalía no quiso perder más tiempo. Tenían a un sospechoso. Eran las cuatro de la tarde de ese viernes cuando decidieron solicitar una orden de allanamiento para ingresar a la vivienda.

La solicitud fue autorizada por un juzgado. Entre las 6:00 y 7:00 de la mañana, la fiscalía ingresó a la casa de Nancy Victoria: latas de cerveza en el suelo, casquillos, pequeñas manchas de sangre, una pistola y una pared con agujeros causados por balas. Ese fue el panorama encontrado.

El carro de color amarillo y negro estaba cerca de la vivienda. Lucía limpio. Pero en el baúl localizaron coágulos de sangre. David Alfredo tuvo una respuesta para el hallazgo luego de ser interrogado: “fui a cazar conejos”.

Horas después la orden de captura contra David Alfredo era dictada. No hubo tiempo para escapar ni tiempo para deshacerse de más evidencia. Sus manos fueron engrilletadas y fue trasladado hacia el juzgado.

En tribunales

En estos días se celebra el juicio contra David Alfredo. Durante las distintas audiencias no ha desmentido los señalamientos. Ha permanecido callado.

Después de su captura las pruebas aumentaron. Las antenas teléfonicas lo ubicaron cerca del lugar en el que fueron arrojados los dos cuerpos. El luminol demostró la existencia de sangre en la vivienda y la que fue hallada en el baúl de su vehículo coincidió con la de la hija de su conviviente.

La intervención de la Fiscalía Contra el Delito de Femicidio supuso que el crimen fuera resuelto en menos de 48 horas. “Toda muerte de una mujer debe considerarse desde un inicio como un femicidio aunque luego se descarte, no se puede perder tiempo en casos de ese tipo”, dice un fiscal especializado en ese delito.

  • ADEMÁS:

Nancy Victoria es apenas una de las 593 mujeres que murieron de forma violenta el año pasado, según datos de la Policía Nacional Civil.

La casualidad jugó un papel crucial en el caso de Nancy Victoria y su hija. El personal de la fiscalía especializada estaba cerca ese día.

La sede de esa fiscalía está ubicada en ciudad de Guatemala y cuenta con cinco equipos conformados la mayoría por seis personas, encargados de al menos 800 casos, de acuerdo con el Ministerio Público (MP).

David Alfredo, el que era jefe de seguridad de una finca, ahora permanece en prisión acusado de femicidio. Espera la sentencia que dictará un tribunal de Escuintla, y todo apunta a que será condenatoria.

31 de julio de 2018, 05:07

cerrar