Radiografía de una manifestación que terminó en tragedia

La vida en la Escuela Nacional de Ciencias Comerciales II, en la zona 7, ya no será igual desde que los estudiantes decidieron salir a la calzada San Juan a solicitar que se les escuchara. Al menos 14 alumnos fueron atropellados y uno de ellos está entre la vida y la muerte.

Era la tercera manifestación que realizaban los jóvenes, dos fueron dentro de la escuela, y esta era la primera vez que decidían salir a la calle.

A las 13:10 se cerró la puerta del establecimiento y unos minutos tardaron en organizarse para detener el tráfico. Ellos no salieron por el portón principal, sino por un acceso lateral en uno de los callejones del sector. Los profesores aseguran desconocer cómo abrieron esa puerta.

¿Cómo se organizaron?

"Los maestros no se involucraron, ellos no nos apoyan para eso, solo nos dijeron que evitáramos problemas", relató Edwin Rosales, un alumno de cuarto perito.

Los presidentes de cada clase les dieron un aviso para quienes quisieran salir, "era la única forma de que nos escucharan...", aseguró el educando.  Las mochilas las dejaron dentro de las aulas y corrieron hacia la puerta lateral.

Además, los padres de familia presentes dijeron que si no se toman medidas ellos se involucrarán para manifestar con sus hijos.

El verdadero motivo detrás de la manifestación

El ministro de Educación, Óscar Hugo López, explicó que la cancelación de una excursión a la Costa Sur fue el detonante para que los alumnos se pronunciaran. Pero, según informaron los jóvenes y papás, el verdadero motivo fue un fondo recaudado al momento de la inscripción.

"Nos pidieron 250 quetzales a cada uno cuando los inscribimos... y hasta el momento no hemos visto que se utilice el dinero para algo", dijo Azucena Sarmiento, madre y parte de la Junta Directiva del establecimiento.

Este fondo forma parte de la historia de la escuela, ya que lo recaudan para alguna necesidad de mobiliario o material.

Destitución del director

Otra de las exigencias de los estudiantes era que se destituyera al director del centro y la noche del 26 de abril la docente Blanca Rosa de Pozuelos fue colocada en el puesto.

"Tenemos más de dos años de estar luchando por todo esto... el exdirector José Eduardo Chajolá llevaba cinco años en el cargo y los jóvenes estaban descontentos, pero nosotros nunca podemos arriesgar la vida de un adolescente y sacarlo a la calle", pronunció de Pozuelos.

Además, Alba Trejo, directora del Centro de Justicia, Seguridad y Gobernabilidad (Cejusgo) para mujeres, relató que ella estudió en esa escuela y sabe quiénes estudian allí. "No buscan conflicto, llega un punto de desesperación que hay que hacerse escuchar... Los estudiantes piden algo para el bien de todos", resaltó.

Sé que los escritorios están quebrados, en los baños no hay agua y sé que nada ha cambiado desde que yo estudié aquí
Alba Trejo
, directora del Cejusgo.

Las clases en el establecimiento se suspendieron hasta el martes 2 de mayo. (Foto: Wilder López/Soy502)
Las clases en el establecimiento se suspendieron hasta el martes 2 de mayo. (Foto: Wilder López/Soy502)

No tenían palos, ni quemaron llantas, tampoco agredieron a nadie; ellos solo querían que alguien los escuchara y su inconformidad los llevó a la calle el miércoles 26 de abril. No midieron el peligro y Brenda Viviana Domínguez, estudiante de 15 años, se encuentra ahora luchando por su vida en el hospital Roosevelt luego de que un conductor acelerara frente a los adolescentes y los atropellara. 

28 de abril de 2017, 06:04

cerrar