La historia del inocente que cumplió una condena por culpa de un doble

Richard Jones (derecha) cumplió una sentencia de 17 años de prisión por un crimen que cometió Ricky (izquierda), su doble. (Foto: GofundMe) 

Richard Jones (derecha) cumplió una sentencia de 17 años de prisión por un crimen que cometió Ricky (izquierda), su doble. (Foto: GofundMe) 

No había pruebas de ADN ni huellas dactilares que lo vincularan con la escena del crimen; además, en el juicio dijo que estaba con su pareja y otros miembros de la familia el día del asalto. Nada de eso importó.

Pese a la falta de pruebas sólidas, Richard Jones fue condenado en 1999 a 19 años de prisión por un homicidio en el trascurso de un robo en Roeland Park (Kansas). Los testigos oculares, quienes lo identificaron como el autor material del crimen, se convirtieron en la razón de la sentencia.

  • CASO EN GUATEMALA: 

Defendió su inocencia 

Jones siempre defendió su inocencia desde el penal y en 2015 contactó a unos investigadores del Proyecto de Inocencia del Medio Oeste, asociación que ayuda a los prisioneros injustamente condenados. Él les hablo acerca de un hombre llamado Ricky, quien era idéntico a Richard.

El grupo de detectives logró rastrear a Ricky y descubrieron que vivía a unos 16 km de la escena del robo. De esta manera, los abogados defensores mostraron las imágenes a una persona presente en el asalto, a dos testigos y a la fiscalía del caso original. Ninguno de ellos pudo distinguir entre ambos hombres .

Richard Jones (derecha) fue puesto en libertad después de presentar la foto de su doble, Ricky (Izquierda). (Foto: GofundMe/La Vanguardia)
Richard Jones (derecha) fue puesto en libertad después de presentar la foto de su doble, Ricky (Izquierda). (Foto: GofundMe/La Vanguardia)

Llegó la libertad 

El juez en la revisión del caso aceptó de forma inmediata la libertad de Jones, quien aseguró: “Al ver la foto de mi doble, todo tenía sentido para mí”. 

Por su parte, el juzgador afirmó: “El señor Jones fue declarado culpable únicamente por testimonios de testigos oculares que han demostrado ser intrínsecamente deficientes y poco fiables”. De esta manera se cerró el calvario del acusado a solo dos años de cumplir la condena.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

¿Y el doble? 

Hasta el momento, no se ha presentado ningún caso penal contra Ricky, quien dio pruebas durante el juicio de Richard y negó haber cometido el crimen. 

*Tomado de La Vanguardia

12 de junio de 2017, 15:06

cerrar