El hombre de confianza de Obdulio Mendoza ahora comparte celda con él

Gustavo Adolfo Ramírez Ortiz es un hombre que podría pasar desapercibido, pero es la mano derecha de los negocios de Obdulio Mendoza Matta, acusado de usurpación de tierras en Petén, pero que no podría haberlo hecho sin el apoyo su compañero de confianza.

Ramírez fue capturado el miércoles junto a los otros 13 sindicados en la estructura y no pudo asistir al acto de graduación el sábado 9, donde sería investido como abogado y notario.

Nacido en Teculután, Zacapa, Ramírez se mudó a Puerto Barrios a inicios de los noventa, el MP no ha logrado establecer cómo contactó con Mendoza, pero la confianza fue tal que Obdulio le confió parte de sus negocios y la adquisición de las fincas por las cuales hoy se les acusa por usurpación.

LEE: Así se repartió la familia Mendoza 24 millones de quetzales 

Gustavo Ramírez sería el testaferro de Mendoza, a sus cuentas también se hicieron depósitos que las investigaciones no han podido determinar la procedencia del dinero.

El MP ejemplificó que en 2008, Ramírez abrió una cuenta bancaria en la cual reportó que sus ingresos mensuales serían de 15 mil quetzales y sus egresos de 10 mil  al mes, sin embargo en un mes la cuenta sumó 82 mil 700 quetzales.

Ramírez también figura como representante legal de la empresa Corporación de Ilusiones, compañía que según el MP, sirvió para el blanqueo del capital.

Por la venta de las 28 fincas y por la cual la familia Mendoza obtuvo 24 millones de quetzales, Gustavo Ramírez recibió 1 millón 200 mil quetzales, según el reporte del MP.

Trabajó en el INTA

Existen registros que comprueban que Gustavo Ramírez trabajó en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de ahí se supone obtuvo los conocimientos que le sirvieron para despojar a los campesinos de las tierras y que no dejaría huella.

El mismo Ramírez, asegura ser perito agrónomo y tener conocimientos de topografía.

Ante el juez Gálvez, Gustavo Ramírez indicó que los últimos dos años los dedicó a sus estudios, pero la sindicación que le realiza el MP es por hechos cometidos entre 2006 y 2011. Esa es la razón también para que la fiscalía no le agregara a la sindicación el delito de testaferrato, debido a que fue creado recientemente y la Ley no tiene efecto retroactivo.

Gustavo Ramírez, su jefe Obdulio Mendoza y los otros 12 implicados en el caso que el MP identifica como “Génesis” escucharon  la descripción de hechos que realizó el Ministerio Público (MP) y por lo que pedirá que se les ligue a proceso.

15 de abril de 2016, 13:04

cerrar