El "Ice Bucket Challenge" logra sus primeros avances científicos

En 2014 y 2015 se hizo popular.  La gente se tiraba cubetas de agua helada y nominaban a otras para que lo hicieran.  El reto: “Ice Bucket Challenge” fue un éxito donde se sumaron personalidades de todo el mundo.

via GIPHY

 

El objetivo era recaudar fondos para una investigación de la ELA (esclerosis lateral amiotrófica), lo que sintieron muchos al echarse agua encima, ya que es un síntoma de esta enfermedad al hacer que los músculos se tornen rígidos.

MIRA AQUÍ...

 

 La campaña triunfó tanto que según la Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, que apoya la investigación, se han recaudado más de 202 millones de euros en todo el mundo para fortalecer los estudios y buscar una cura.

via GIPHY

 

De momento esa enfermedad no tiene cura y cobra la vida de las personas que la sufren, en promedio de tres a cinco años. 

RECUERDA...

 

Según informa el diario británico The Guardian, los científicos financiados con los fondos del “Ice Bucket Challenge” han descubierto una variante genética asociada con la enfermedad hereditaria.

via GIPHY

 

Se trata del gen NEK1 y es uno de los más comunes que contribuyen a la esclerosis lateral amiotrófica. Hicieron el descubrimiento al comparar los genomas de miles de pacientes con la composición del ADN de personas sanas.

via GIPHY

 

La investigación ha sido publicada en la revista científica Nature Genetics esta semana y los científicos esperan que sirva para hallar el camino hacia el desarrollo de una terapia efectiva.

 

* Con datos de La Vanguardia 

28 de julio de 2016, 15:07

cerrar