Este es el edificio inhabitable que el IGSS alquiló por Q 13 millones

El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) alquiló en mayo de 2014 un edificio por 30 mil dólares al mes. El Seguro Social pagó, por 11 meses, alrededor de 2 millones 475 mil quetzales por un inmueble que había sido declarado inhabitable, carecía de servicios básicos y era utilizado por indigentes. 

  • LEE TAMBIÉN: 

El Ministerio Público (MP) detalló los hechos por los que fueron capturados cinco personas, entre ellas al gerente general del IGSS, José Javier Donis.

El MP acusa también a Oscar Armando García Muñoz, exgerente de la institución, de fraude de forma continuada por, en complicidad con la junta directiva del IGSS encabezada por Juan De Dios Rodríguez, arrendar el edificio a la empresa Coral Gardens Business Group, S.A. de manera fraudulenta, cuyo inmueble nunca fue utilizado. 

Según la Fiscalía, existió un acuerdo previo entre García Muñoz y la empresa a la que se le alquiló el edificio. Prueba de ello es que la oferta se presentó de forma “espontánea” e “informal”. 

Un edificio habitado por indigentes

El contrato de alquiler se firmó en mayo de 2014 por cinco años con un valor total de 13.5 millones de quetzales, a pesar que la división de mantenimiento del seguro social emitió un informe en donde hacía constar que el edificio no contaba con algunos servicios y no estaba apto para su uso. García Muñoz justificó la urgencia de cerrar el trato porque había “hacinamiento en el edificio central del IGSS”. 

La investigación del MP revela que el inmueble estaba en malas condiciones. Un informe realizado por la Municipalidad de Guatemala indica que el edificio se encontraba abandonado y era habitado por indigentes. El juzgado de asuntos municipales declaró el edificio como inseguro e inhabitable en octubre de 2014.   

A pesar de estas deficiencias, García Muñoz y la junta directiva cerraron el trato y siguieron pagando el alquiler del edificio, incluso después de que el bien inmueble fue declarado inhabitable. El contrato se rescindió luego de 11 meses, cuando el intituto ya habia pagado 2 millones 475 mil quetzales.

Rebeca Cordón, representante legal de Coral Gardens Business Group, S.A., también fue capturada por esta negociacion. Mientras que García Muñoz fue citado a declarar pues ya se encontraba guardando prisión preventiva por el caso Negociantes de la Salud. Además, en este nuevo caso también están involucrados Juan de Dios Rodríguez y su Junta Directiva, quiees ya habían sido capturados por el caso IGSS-PiSA.

En la actualidad el edifcio ubicado en 6a. Avenida "A" 9-52 de la Zona 9 sigue sin ser utilizado.

25 de noviembre de 2016, 14:11

cerrar