La Línea: Geovanny Marroquín, el operador que confesó su "doble vida"

Geovanny Marroquín Navas implicado en el caso La Línea y sindicado también en el nuevo caso de corrupción en la SAT, declaró ante el juez Miguel Ángel Gálvez, donde negó haber colaborado con la empresa Aceros de Guatemala para defraudar al Estado. (Foto: Wilder López/Soy502) 

Geovanny Marroquín Navas implicado en el caso La Línea y sindicado también en el nuevo caso de corrupción en la SAT, declaró ante el juez Miguel Ángel Gálvez, donde negó haber colaborado con la empresa Aceros de Guatemala para defraudar al Estado. (Foto: Wilder López/Soy502) 

El sindicado Geovanny Marroquín Navas, ligado al proceso penal La Línea y ahora a punto de sumar un segundo caso en su contra por intermediar para favorecer a la empresa Aceros de Guatemala, declaró ante el juez Miguel Ángel Gálvez donde se desarrolla desde hace ocho días la audiencia de primera declaración de 16 de los 17 capturados.

Marroquín Navas, al ofrecer su primera declaración por el Caso La Línea 2, que implica empresarios, sintió la necesidad de confesar detalles sobre su vida personal, como sus amistades de la niñez, o bien de las llamadas en donde evidenció que tenía una doble relación. Pero todo ello para aclarar detalles sobre la implicación penal a la que se le acusa.

Geovanny Marroquín se apoyo en una presentación de Power Point durante su declaración ante el juez Miguel Ángel Gálvez. (Foto: Wilder López/Soy502)
Geovanny Marroquín se apoyo en una presentación de Power Point durante su declaración ante el juez Miguel Ángel Gálvez. (Foto: Wilder López/Soy502)

 

Marroquín, que trabajó en la SAT en 1998, es el mismo que en el caso La Línea aseguró ser la persona que le presentó al expresidente Otto Pérez Molina el proyecto que serviría “para mejorar la recaudación tributaria”, confirmó en esta ocasión los lazos de amistad con el resto de sindicados, incluyendo el exmagistrado de Corte de Apelaciones Frank Trujillo, el exintendente de fiscalización Ariel de Jesús Guerra y Alfonzo Castillo, a quien aseguró le dice “Poncho”.

Según Marroquín con Guerra fueron amigos de infancia; “hasta jugamos futbol juntos”, declaró. 

Geovanny Marroquín también confesó tener “una doble vida personal” lo que despertó la curiosidad de los presentes. 

La aclaración de Marroquín sobre su vida personal, la hizo debido a que en las interceptaciones telefónicas presentadas por el Ministerio Público (MP), se escucharon dos voces femeninas con quienes compartía información del caso y quienes en apariciencia según los audios, mantenían interés en el tema. “Perdón por eso”, dijo apenado.  

Defendió a Aceros de Guatemala

El ritmo de su declaración cambió cuando se dedicó a defender a Aceros de Guatemala, apoyado por una presentación de Power Point, Geovanny Marroquín expresó “me preocupa Aceros”, alertó que los proveedores son los que “se quedaron haciendo fiesta con el IVA” y negó haber recibido algún soborno o haber ofrecido sobornos para beneficiar a la compañía.

Omar Franco habla

El exintendente de SAT, Omar Franco, también tomó la palabra, para negar la imputación que le hace el MP.

Durante el interrogatorio confirmó que Geovanny Marroquín lo visitaba en su despacho “pasaba a saludarme”, indicó.

La audiencia de primera declaración del nuevo caso de corrupción en la SAT suma ocho días, el juez Miguel Ángel Gálvez debe resolver si liga a proceso a los 16 implicados.

La investigación surgió según el MP a raíz de las escuchas telefónicas del Caso La Línea.

 

26 de febrero de 2016, 10:02

cerrar