Incautan 9 millones de dólares a pandilleros en Honduras

Las autoridades hondureñas emprendieron una nueva estrategia contra la Mara Salvatrucha (MS-13) al decomisar bienes a sus líderes, quienes amasan fortunas y residen en opulentas viviendas, obtenidas por medio de extorsiones.

Según el jefe de la Policía, Ricardo Castro, como resultado de la operación denominada "Avalancha", las autoridades bloquearon 137 cuentas bancarias a integrantes de la organización y decomisaron una decena de viviendas, un pequeño hospital y 188 vehículos. El total asciende a un monto de 9 millones de dólares.

Desde el inicio de la operación, el 23 de febrero, doce líderes y colaboradores de la agrupación han sido capturados, entre ellos Jorge Neftaly Romero, alcalde de la ciudad de Talanga y el exsuboficial de policía Ernesto García.

En el curso de las investigaciones detectamos que la MS-13 no estaba siendo abordada y se adoptó una estrategia diferente, atacando sus recursos económicos
Oscar Chinchilla
, Fiscal General de Honduras.

Según el Fiscal Oscar Chinchilla, los esfuerzos estaban más concentrados en capturar a integrantes de la Pandilla 18, dedicados a cobrar extorsiones en barrios y terminales del transporte público de las principales ciudades hondureñas.

Jorge Lanza, del Sindicato del Transporte Urbano, consideró que "cualquier medida que se tome contra esta triste situación, bienvenida sea, con tal de que sea sostenida".

La operación Avalancha tiene que ser permanente no de una semana o 15 días, ya que el apoyo de la policía y los militares al transporte es ocasional
Jorge Lanza
, del Sindicato del Transporte Urbano (STU).

Lanza estimó que más de 80 personas murieron en 2015 en asaltos a buses del transporte público o porque los propietarios se rehusaron a pagar el "impuesto de guerra", que es de alrededor de 45 dólares semanales por cada bus.