Increíble: planifican el primer trasplante de una cabeza humana

Cortarle la cabeza a alguien y unirla al cuerpo de otra persona es una idea macabra. De hecho, suena a algo sacado de una novela de ciencia ficción o de terror, como Frankenstein, el famoso libro publicado en 1818. 

Sin embargo, por más que un trasplante de cabeza suene a un trabajo para un científico loco, todo parece indicar que el primero se hará el próximo año. Sí, en 2017. 

via GIPHY

A cargo estará el neurocirujano italiano Dr. Sergio Canavero, que desde el año pasado anunció sus intenciones, a las que se unió el (también cirujano) chino Dr. Xiaoping Ren. La situación parecía hipotética hasta que este mes consiguieron una parte clave del experimento: ¡un voluntario!

Se trata del ruso Valery Spiridonov, que sufre de atrofia muscular espinal, una enfermedad genética que poco a poco va rompiendo los músculos y los nervios de todo el cuerpo hasta que la persona pierde toda movilidad en el cuerpo y muere. 

RELACIONADO: 

Spiridonov está sujeto a una silla de ruedas, y sus movimientos se limitan a masticar, escribir en una computadora y conducir su silla por medio de una pequeña palanca. Él está convencido de que el procedimiento es una posible solución, pero la comunidad científica no está tan de acuerdo. 

Muchos médicos han criticado públicamente la idea y aseguran que Canavero y Ren fracasarán y que, cuando suceda, deberán ser acusados de asesinato. Para defenderse, Canavero ha publicado detalles de cómo sería la operación, y cree que tienen “90 por ciento” de probabilidades de tener éxito. 

via GIPHY

Como en cualquier otro trasplante de órganos, los doctores necesitarán un donador. En este caso sería un joven que tenga muerte cerebral, que sea compatible con Valery y cuyo cuerpo haya sido entregado por la familia para el experimento. 

Canavero asegura que en la operación serían necesarios 80 cirujanos y el costo total podría ascender a diez millones de dólares (US$). De aprobarse, el experimento se llevaría a cabo en China o en un otro país fuera de Europa o Estados Unidos, donde nunca se podría llevar a cabo. 

MÁS CIENCIA: 

Además de las obvias cuestiones éticas, dos bioéticos italianos, Anto Cartolovni y Antonio Spagnolo han planteado otra pregunta imposible de responder: ¿cómo aceptaría la cabeza de Spiridonov un cuerpo tan diferente al que el cerebro ya estaba acostumbardo? Esta es una de las mil dudas que hay al respecto de todo este asunto, que seguramente se volverá más y más polémico conforme avancen las gestiones. 

* Con información de CBS News

30 de agosto de 2016, 19:08

cerrar