El infierno que viven los compañeros de Fredy García en Quiriguá

Partido de Quriguá ante Sacachispas, disputado el 18 de marzo. (Foto: @Dep_Quiriguá)

Partido de Quriguá ante Sacachispas, disputado el 18 de marzo. (Foto: @Dep_Quiriguá)

Deportivo Quiriguá, representativo de Izabal, debía enfrentar este sábado a Aurora FC, en la capital en el duelo por la penúltima jornada del Torneo Clausura de la Primera División.

Sin embargo, el equipo no se presentó al juego, ¿la razón? Solo seis futbolistas llegaron al punto de reunión para abordar el bus. El resto decidió no atender la convocatoria en protesta por la falta de pago.

La deuda de la directiva con los jugadores está por cumplir tres meses, aunque después del partido ante Universidad -el 8 de abril-, les dieron un sobre con 500 quetzales a algunos, según comentaron.

Quiriguá perdió el juego ante los aurinegros por incomparecencia y ya se encuentra descendido a la Segunda División.

  • POR SI NO LO VISTE:

En ese equipo juega Fredy Alexander García, exjugador de equipos como Comunicaciones, Municipal, Columbus Crew (MLS) y Selección Nacional.

De hecho en marzo Soy502 le hizo una nota junto a su hijo.

La pesadilla de los colombianos

En el conjunto “Monolito”, como es conocido el representativo izabalense, juegan tres colombianos: Jorge Alberto Lara, Boris Polo Mosquera y Joshua Quiñones, quienes la pasan muy mal últimamente.

“Nosotros llegamos en enero, el primer pago debía ser en febrero, pero a la fecha solo hemos recibido 3 mil quetzales”, contó Lara, centrocampista, de 19 años.

Si bien la dirigencia les ha dado el hospedaje (en un hotel), los jugadores se las han tenido que rebuscar para comer.

Acá la gente de fútbol se ha portado bien. Hay personas que se ponen la mano en el corazón y por ahí nos ayudan a comprar desayuno, almuerzo y cena
Jorge Alberto Lara
, volante de Quiriguá.

Eso sí, Lara reconoce que hay un directivo que les ayuda de forma personal. “Yo te digo la verdad. Acá se dice que hay una junta directiva, pero yo a los únicos directivos que distingo es a Raúl Monterroso (presidente) y a Fernando Enamorado. Pero el que más se acerca al equipo es Fernando, es el que más le pone la mano al equipo”.

Su futuro

Por lo pronto esperan en la habitación de un hotel que la dirigencia les responda las llamadas. Viven con la incertidumbre de saber si comerán mañana. Todo depende del buen corazón de los vecinos.

“Estamos muy preocupados. Estamos esperando una solución”, comenta Lara, en reflejo a su desesperación.

Aunque sea que nos den para los tickets de regreso a Colombia
Jorge Alberto Lara
, volante de Quiriguá.

Y tras está experiencia no se arrepiente. “Es algo triste, pero hubo momentos bonitos. Yo vine a trabajar, lo hice bien y ahora tengo que esperar”, menciona.

Se intentó hablar con el presidente de la institución, pero no atendió las llamadas.

  • TE PUEDE INTERESAR...

29 de abril de 2018, 06:04

cerrar