Inminente ejecución: Niegan petición de clemencia a Edgar Tamayo

La ejecución del mexicano Edgar Tamayo ha generado tensión en las relaciones entre Estados Unidos y México. Foto AFP

La ejecución del mexicano Edgar Tamayo ha generado tensión en las relaciones entre Estados Unidos y México. Foto AFP

Después de las 6 de la tarde el mexicano Edgar Tamayo, será el reo número 14 en ser ejecutado en el estado de Texas. Recibió la sentencia de muerte,  tras haber cometido el crimen de un policía. El agente lo capturó, luego de haber cometido un asalto en 1994 en Houston.  Tenía 28 años y le acertó cuatro disparos en la cabeza al intentar huir de la escena del hecho.  Así fue como quedó plasmada la versión de su detención y crimen en los expedientes judiciales. 

Tamayo de 47 años, era originario de Morelos y pasó 20 años de su vida en la cárcel de Huntsville, Texas. Horas antes de cumplir su sentencia,  hizo una petición de clemencia al Comité de Perdones del estado. La solicitud fue denegada.  Para grupos de derechos humanos así como organizaciones de inmigrantes en Estados Unidos, la pena que cumplió Tamayo, fue producto de un veredicto injusto. 

Edgar Tamayo según familiares que estuvieron junto a él, horas antes de su muerte, afirmaron que se veía tranquilo y resignado. Foto Excelsior/México
Edgar Tamayo según familiares que estuvieron junto a él, horas antes de su muerte, afirmaron que se veía tranquilo y resignado. Foto Excelsior/México

Incluso así lo señaló el jefe de la policía de Houston, Charles McClelland, quien indicó que quedaron muchos "cabos sueltos" en el proceso que se le hizo a Tamayo, en particular en la presentación de evidencias. Una presunta huída al momento de su detención, con las esposas puestas y dentro de la patrulla policial, siempre fueron objeto de polémica. ¿Cómo pudo el hombre disparar cuatro veces en la cabeza al policía que lo detuvo si estaba esposado y sin armas? 

Y por si esto fuera poco, hubo otros acontecimientos que nunca dejaron en claro, si el juicio a Tamayo, fue realizado apegado a sus derechos y con los procedimientos de ley.

1. Como ciudadano de nacionalidad mexicana, nunca fue informado de su derecho a contar con la ayuda legal de representantes del consulado de su país, según denuncia tanto  de su abogado defensor como de las autoridades de México.

2. El condenado a muerte sufría una discapacidad mental. Durante su proceso judicial, el abogado de oficio no argumentó ninguna discapacidad mental ni pidió las pruebas de coeficiente intelectual para el procesado.

3. El Estado de Texas no escuchó las peticiones de la defensa del mexicano, al solicitar a la Junta de Perdones de Texas que se diera acceso a los argumentos y las evidencias en los que el fiscal explicaba por qué se opusieron a la clemencia  presentada por Tamayo. Nunca se admitió la revisión 

4. Instituciones, entidades y ciudadanos pidieron la revisión del proceso. Amnistía Internacional presentó el pasado 14 de enero 17.500 firmas contra la ejecución de Tamayo, recogidas en 57 países, principalmente en México, España, Estados Unidos, Chile y Argentina.

5. La defensa admitió la gravedad del asesinato, no con el ánimo de absolver al condenado o negar su crimen, sino con el propósito de modificar la sentencia de pena de muerte a una de cadena perpetua. 

Las últimas horas de Tamayo, fueron al lado de sus hijas y otros miembros de su familia, mostrando una actitud de resignación. Con la ejecución de este miércoles, el estado de Texas, mantiene el liderato de sentencias a muerte en Estados Unidos. 

 

 

22 de enero de 2014, 17:01

cerrar