El insólito gesto de un equipo de fútbol que conmovió a Polonia

El portero no pudo contener el balón que fue lanzado desde media distancia y le hizo un "sombrerito". (Imagen: captura de pantalla)

El portero no pudo contener el balón que fue lanzado desde media distancia y le hizo un "sombrerito". (Imagen: captura de pantalla)

El portero Bartosz Solinski fue el protagonista del encuentro de fútbol de la segunda división de Polonia entre el Radomiak Radom y el Rozków Katowice, pero no precisamente por su reflejos de guardameta.

Resulta que durante el juego, un futbolista del equipo local cayó sobre el césped y los visitantes mandaron la pelota fuera de la cancha para que fuera atendido, pero una vez se repuso, sus compañeros enviaron el balón a su portero que no pudo evitar que entrara al arco, a pesar que el disparo no representaba ningún tipo de peligro.

  • QUE NO SE TE PASE:

Con el insólito gol que los rivales optaron no festejar por el desconcierto de la jugada, el Radomiak Radom elevó su ventaja a dos anotaciones, momento en que el entrenador llamó a Maciej Filipowicz, el capitán del equipo, y le ordenó que se dejaran hacer un gol.

 

 

Ante esta inusual solicitud, durante el saque de media cancha, un delantero del Rozków Katowice dirigió el balón hasta el arco rival para anotar sin ningún tipo de presión.

  • ADEMÁS:

Aunque gracias a la gentileza del equipo rival, el equipo visitante se puso 2-1, no fue suficiente para que los locales se quedaran con la victoria al vencerlo por 4-1.

*Con información de Infobae

13 de agosto de 2017, 11:08

cerrar