Interventor: TCQ perdería activos en 2017 si no empieza a operar

El interventor aseguró que la situación económica de TCQ es crítica debido a que no genera ingresos pese a tener gastos fijos. (Foto: AMP)

El interventor aseguró que la situación económica de TCQ es crítica debido a que no genera ingresos pese a tener gastos fijos. (Foto: AMP)

Los activos de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) podrían perderse a principios de febrero de 2017 si la empresa no empieza a operar, según advirtió su interventor judicial, Alexander Aizenstatd. 

La situación económica de TCQ fue calificada como crítica por Aizenstatd, quien ofreció una conferencia de prensa luego que el pasado 15 de diciembre se venciera el plazo para efectuar un primer pago de 4 millones de dólares, de un préstamo de 126, adquirido con tres bancos. 

Si la terminal no opera en el corto plazo, la situación será irreversible, ya que la terminal no puede generar los ingresos necesarios para mantenimiento, salarios y pagar la deuda
Alexander Aizenstatd
, interventor de TCQ.

El representante judicial explicó que actualmente los gastos fijos se pagan con la caja chica y que pese a que se ha adaptado una política de austeridad, esta podría agotarse a finales de enero. 

Aizenstatd explicó que la terminal cuenta con la infraestructura y el equipo para operar, ya que esa ha sido su función, pero que si, independiente de la decisión política, TCQ no empieza a operar en las próximas semanas el daño será "irreversible".

El experto que dijo que permanecerá en el cargo hasta que el Juzgado de Extinción de Dominio lo determine, destacó que los activos de TCQ suman 180 millones de dólares, pero que actualmente, el 70% de estos corresponden a deudas. 

El proceso para anular el usufructo de TCQ continúa en el Congreso. El hemiciclo debe discutir y aprobar el acuerdo al que han llegado las partes y así poder realizar el nuevo contrato de concesión directa, pero la Comisión de Probidad recomendó que no se apruebe debido a supuestas ilegalidades. 

  • RECUERDA...

En septiembre, la Procuraduría General de la Nación firmó un memorándum con TCQ, la Empresa Portuaria Quetzal y la holandesa APM Terminals, para que previo a recibir una concesión directa por 21 años, se hiciera el pago de 43,2 millones de dólares al Estado como reparación. 

  • PUEDE INTERESARTE...

20 de diciembre de 2016, 18:12

cerrar