La investigación que le salvó la vida al cómplice de la Sirenita

Al lado izquierdo, Ana Sofía Castañeda Deras, alias la Sirenita; y al derecho, Nicolás Siekavizza. (Foto: Elaboración Propia) 

Al lado izquierdo, Ana Sofía Castañeda Deras, alias la Sirenita; y al derecho, Nicolás Siekavizza. (Foto: Elaboración Propia) 

El juicio en contra de Ana Sofía Castañeda Deras, alias la Sirenita, empezó la mañana de este lunes. Junto a Luis Arturo Méndez Martínez, Julio César López Herrera y Adalberto Carias Carías, a la enjuiciada se le acusa de crear una estructura criminal dedicada al lavado de activos y el sicariato. 

Pero las víctimas de la Sirenita no se limitaban a sus enemigos, también podían alcanzar a sus aliados si la situación se complicaba. Gracias a la investigación que el Ministerio Público (MP) y la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) realizaba contra Castañeda Deras y su banda, fue posible evitar el asesinato de un hombre muy cercano a ella: Nicolás Siekavizza. 

Nadie conoce el paradero de Nicolas Siekavizza. (Foto: Soy502)
Nadie conoce el paradero de Nicolas Siekavizza. (Foto: Soy502)

Audios de interceptaciones telefónicas reproducidos durante la audiencia evidencian que Nicolás Siekavizza y Ana Sofía tenían una relación de socios. No obstante, fuentes cercanas al caso señalan que ambos, además de asociarse ilícitamente, también eran amantes. 

Por razones que aún no están claras, Castañeda Deras ordenó el asesinato de su compañero. Fue entonces que Julio César López Herrera, sindicado por homicidio en grado de tentativa, coordinó un plan para llevar, a base de engaños, a Siekavizza a un lugar en la carretera al Atlántico donde finalmente sería ejecutado. 

  • LEE AHORA: 

La DEIC y el MP supieron del plan debido a que la línea telefónica de Castañeda Deras estaba intervenida. Para impedir el homicidio, las autoridades montaron un puesto de registro en la carretera. Cuando el automóvil donde viajaba Siekavizza pasó, le hicieron el alto. Ahí mismo pusieron bajo custodia a Siekavizza y a otro hombre, Mario De León.

Este último, otro miembro de la estructura, era el encargado de conducir a Siekavizza al lugar de su muerte. Al ser capturado aceptó convertirse en colaborador eficaz de la fiscalía.

Este martes, De León presentará su testimonio con el que se busca condenar a la banda por lavado de dinero y homicidio en grado de tentativa.

Nicolás Siekavizza fue parte de la estructura de la Sirenita, no obstante, el MP no profundizó en su función luego del atentado frustrado. 

21 de febrero de 2017, 06:02

cerrar