Una jinete holandesa se retira de Río para salvar a su caballo

Por Soy502

El “dressage”, una disciplina de la equitación olímpica, consiste en que la combinación entre el caballo y el jinete sea perfecta. El animal tiene que mostrar su estilo y habilidad, mientras la persona sus capacidades de adiestramiento. Por eso, dichos jinetes tienen verdaderas conexiones emocionales con sus caballos, y eso precisamente provocó que la holandesa Adelinde Cornelissen se retirara de los Juegos Olímpicos de Río

Cornelissen y su caballo Parzival, de 19 años, tenían que participar el miércoles, pero el pobre no estaba bien. “Bajé al establo a decirle buenos días y vi que el lado derecho de su cabeza estaba inflamado. Había estado pateando las paredes, así que le tomé la temperatura, y tenía fiebre”, cuenta la jinete. 

Los veterinarios que llegaron a examinar a Parzival determinaron que le había picado algún tipo de insecto venenoso, así que desde la mañana hasta la tarde le dieron líquidos para eliminar las toxinas. Eventualmente bajó la fiebre, pero solo dos grados. 

A pesar de que el caballo iba mejorando poco a poco, no llegaría a tiempo a la competencia, por lo que Cornelissen solicitó un cambio de hora, que fue negado. Sin nadie que la cubriera y al ver que Parzival no estaba al 100%, tomó la “difícil decisión” de retirarse de la competencia. 

“Me rendí para protegerlo. Es mi compañero, mi amigo, un caballo que lo ha dado todo por mi en su vida. No se merecía esto, así que me salí”, cuenta la holandesa, que lo más probable es que no vuelva a unos Juegos Olímpicos, pero se va con la tranquilidad de haber hecho lo mejor para su compañero de cuatro patas. 

14 de Agosto 2016, 12:50 pm