José Ramos se despide de Río con lágrimas, pero con una promesa

Por Pedro Pablo Mijangos, Enviado Especial

El judoca cobanero, José Ramos, se despidió de los Juegos Olímpicos en la primera ronda de clasificación tras caer contra Tsogtbaatar Tsend-Ochir, de Mongolia.

La Arena Carioca II, en el corazón del parque olímpico de Río, fue el escenario de la primera jornada de judo. Unas 200 personas se registraron en los graderíos. 

A pesar del duro momento al caer en su debut, Ramos prometió seguir luchando para volver a otros Juegos Olímpicos.

Ramos cayó ante Tsend-Ochir, en un minuto y 36 segundos. Una llave ippon (le colocaron la espalda completa sobre el tatami) le costó la eliminación al cobanero, quien confesó: "fue una acción rápida, no pude evitar su ataque".

Esto todavía sigue, apenas estoy empezando y hay mucho camino. Siento tristeza, uno se prepara bastante, pero ganan los que mejor preparación traigan.

Grupo

José Ramos
, judoca guatemalteco

El guatemalteco (puesto 84 en el ranquin) combatió ante el 23 del mundo.

Nudo en la garganta para José Ramos, quien minutos después de haber competirdo expresó su tristeza y le contó a Soy502 que todavía no había hablado con nadie de sus amigos o familia. 

"Siento que les fallé, siento feo, no me gustaría que pensaran que no di lo mejor de mí, pero no bajaré los brazos", finalizó con voz entrecortada y lágrimas.

Ramos fue el quinto judoca guatemalteco en competir en Juegos Olímpicos; el último fue Darel Castillo, en Londres 2012, quien también fue eliminado en primera ronda. 

06 de Agosto 2016, 11:13 am