El legendario "Mágico" González estuvo en el Mateo Flores y dijo esto

El exastro del fútbol, Jorge “El Mágico” González no le gustó nada el partido que se jugó la noche del miércoles en el estadio nacional Mateo Flores. Alto, flaco, con el pelo largo y alborotado, un poco más canoso, y se mostró molesto por el resultado, (0-1) pero más por el funcionamiento que mostró la selección salvadoreña. “El Mágico” explicó que contra Honduras es cuando los jugadores cuscatlecos deben sacar la casta y conseguir el resultado.

Jorge Alberto González Barillas, alias "el Mágico" el futbolista que pudo ser todo, pero no quiso. Le dijo no al Barsa y lo dio todo por el Cádiz, donde hasta hoy es un ídolo que cada día da un paso más hacia la leyenda

"El Mágico" acompañó a la Selecta en su visita a Guatemala para disputar el  juego amistoso que terminó con triunfo nacional. González se robó el show en las gradas con los aficionados que lo reconocieron y le pidieron autógrafo y foto, mientras que los medios aprovecharon para hablar con el otrora "crack" del Cádiz en el fútbol español.

“Estamos acá apoyando a Ramón (Maradiaga) y confiando en que los muchachos levanten el nivel y consigan los puntos en los partidos oficiales. Contra Honduras los quiero ver”, sentenció.

Fiel a sus estilo Jorge eludió algunas preguntas y explicó que algo importante en la eliminatoria será “el factor Maradiaga”, quien conoce perfectamente el futbol hondureño y ya les ha ganado en anteriores oportunidades.

“El Mágico”, confesó que no se arrepiente de no haber fichado con el FC Barcelona y que está en paz y tranquilo con lo que Dios le ha dado y le ha quitado.

Sobre si habrá otra "Mágico" en El Salvador o si hay alguien que pueda emular a la perfección la “culebra macheteada” en Centroamérica, esa jugada que él patentó en los años 80, se limitó a sonreír y sentenciar: “Si, si se lo proponen y trabajan fuerte puede que si”.

El jefe de prensa de los cuscatlecos apuraba y Jorge a penas y podía caminar entre los insistentes periodistas, camarógrafos y fotógrafos que aguardaron su salida del camerino.

“Gracias muchachos otra día platicamos con más calma, pero si no me deja el bus”, dijo en su acelerada partida del coloso de la zona 5.

Sin duda alguna con Jorge “el Mágico González se cumple a la perfección el viejo y conocido refrán, genio y figura hasta la sepultura.

03 de marzo de 2016, 20:03

cerrar