Una joven canadiense habla sobre el infierno que vivió como modelo

Para nadie es un secreto que en la industria del modelaje existen muchos sacrificios y en los últimos tiempos muchas jóvenes han roto el silencio para revelar todo lo que ocurre en tan entregada profesión para lograr verse siempre delgadas y “bellas”.

Kayley Chabot, de 19 años, comenzó a trabajar como modelo a los 15, emocionada e ilusionada con luces, pasarelas y vida llena de glamour. Pero en cuestión de meses, ese sueño se convirtió en pesadilla, confesando todo lo que vivió.

"Estaba tan emocionada de ir a Nueva York. Pero cuando llegué allá, la agencia quedó impactada con mi tamaño. Mis caderas medían 95 cm y necesitaba tener 6 cm menos", dijo en declaraciones al "Daily Mail". 

A snap from my recent article in @dailymail & @huffingtonpost (Link to article in profile). I'd like to clarify a few things. 1. I do NOT blame the modelling industry NOR my agencies for my eating disorder OR drug abuse. My eating disorder began around age 11/12 before I started modelling and I take full responsibility for it BUT, the slim standards didn't necessarily help. 2. I've had agents and agencies who have done nothing but encourage & support me & my health 100% throughout my career & I'm forever grateful for them. (AKA @modemichael @cammiellebest ,thankyou) Not every agency/market is created equal. 3. My parents are the best parents anyone could ask for. They weren't aware of 90% of the things that were going on (with my health) at the time, as I was living in a completely different country. But, no matter what, they always made sure I was taken care of & loved me unconditionally. I will never blame my parents for the path that I chose, and instead, I thank them for giving me the opportunity to have had these experiences and to LEARN from them. My story has nothing to do with modelling or the fashion industry. It's about self love & self acceptance. Over the years, I've realized how important my health is & how at the end of the day, it's the only thing we have. I have one body, and I've chosen to treat it with the love & kindness that it deserves.

A photo posted by Kayley Chabot (@kayleychabot) on

De ahí en adelante su mayor tarea era perder peso y mantenerse delgada, debido a su juventud e inmadurez, se tomó la tarea muy en serio y prácticamente dejo de comer.

La joven modelo solo comía 500 calorías al día, trabajaba 5 horas e iba al gimnasio 2 veces al día y como era de esperarse, su salud se vio afectada.

"Se me caía el pelo y estaba cansada todo el tiempo. No aguantaba el día en la escuela y llamaba a mi mamá para que me fuera a buscar, porque estaba débil y tomaba muchos laxantes. Me daba miedo hasta beber agua", declaró la Kayley. 

  • TE PUEDE INTERESAR...

La modelo había caído en anorexia pero en ese momento estaba convencida que que su extrema delgadez le ayudaría a conseguir sus objetivos en la industria de la moda.

Kayley llegó a tener un índice de Masa Corporal de 15.2, considerado delgadez severa y empezó afectar su salud emocional y mental, llegando a pensar en el suicidio.

: my eating disorder story, link in profile

A photo posted by Kayley Chabot (@kayleychabot) on

Kayley describió como "tóxico" el ambiente que rodea la moda y aseguró que sus amigas compartían su obsesión por estar delgada. Ver programas de obesidad para querer estar más delgadas, drogas y alcohol era su nuevo pasatiempo para quitar el hambre. En 2014 tuvo que decidir si seguir o dejar ese mundo, regresando con su familia a Canadá. Actualmente la joven ha superado esa obsesión y transformó su delgadez en una nutrición sana y saludable.

  • Con información de emol.com

20 de agosto de 2016, 17:08

cerrar