Un judoca egipcio se niega a darle la mano a su rival israelí

Varias lindas historias han conmovido en estos Juegos Olímpicos. Desde la atleta refugiada Yusra Mardini, que gracias a su capacidad para nadar salvó la vida de 18 personas, hasta la selfie entre dos gimnastas de Corea del Norte y Corea del Sur, las emociones no han estado ausentes en Río. 

Sin embargo, no todo ha sido amistad y sonrisas, y el egipcio Islam El Shehaby lo dejó muy claro. El judoca acababa de perder contra su rival israelí Or Sasson, a quien le rechazó el saludo después de la pelea. 

Sasson se acercó a él para estrecharle la mano, pero El Shehaby se negó, entre abucheos del público. “Es algo totalmente inaceptable. Me gustaría recordarles a los deportistas que el espíritu olímpico es construir puentes, no levantar muros”, comentó el portavoz del Comité Olímpico Internacional, Mark Adams. 

El COI investigará si se trató de un gesto político (considerando el eterno conflicto entre Israel y varios países árabes) y podría sancionar a El Shehaby, ya que están prohibidos en los Juegos Olímpicos. “Vamos a informarnos detenidamente, hablaremos con ambos equipos”, dice Adams. Hay castigo o no, el COI considera que el suceso fue “una auténtica vergüenza”. 

13 de agosto de 2016, 10:08

cerrar