Juez y exjefe de la SAT enfrentarán proceso judicial por caso Redes

El juez suplente José Luis Patán y el extitular de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Carlos Muñoz, deberán enfrentar a la justicia por el caso Redes, en el que César Medina Farfán habría influenciado a través de contactos con funcionarios a las empresas Jaguar Energy y Zeta Gas.

A Muñoz, quien guarda prisión preventiva por el caso La Línea, se le dictó auto de procesamiento por los delitos de asociación ilícita, tráfico de influencias, cohecho pasivo y cohecho activo, por beneficiar a la compañía Zeta Gas con un cambio de un documento que habría costado 5 millones de dólares pero que finalmente se valoró en 5 millones de quetzales.

En el caso de Patán, se le señala de emitir el 26 de junio de 2014 una desestimación de una acusación contra el entonces Superintedente Muñoz, a cambio de dos plazas en la SAT.

Según la Fiscalía, Medina habría solicitado a Sandra Vargas, quien entonces laboraba para la Secretaría General de la Presidencia, que negociara con el juez, la resolución referida. En cambio, Patán habría pedido dos plazas para beneficiar a los hermanos de una mujer con la que sostenía una relación sentimental.

Al respecto, Roberto Stalling, abogado de Muñoz, defendió que el Ministerio Público no presentó ningún indicio en el que se demostrara que su cliente estuvo involucrado en el cambio de documento que benefició a Zeta Gas.

En tanto que la defensa de Patán reprodujo las grabaciones de una audiencia del 13 de mayo de 2014, en la que la propia Fiscalía y querellantes solicitaron la desestimación de otro caso de 2004 contra Muñoz.

Sin embargo, en esa diligencia se declaró sin lugar la solicitud, pero según las interceptaciones de llamadas que presentó la Fiscalía, Vargas se comunicó con Patán en junio y como consecuencia, el 26 de junio resolvió a favor de Muñoz.

Cabe destacar que la titular del Juzgado Quinto de Instancia Penal, Judith Secaida, declaró medida sustitutiva para Patán, ya que consideró que no hay indicios de que pueda darse a la fuga o interferir en la investigación.

Patán, a quien no se le asignó una fianza, permanecerá en arresto domiciliario y deberá acudir cada 15 días a firmar un libro de asistencia en el Juzgado.

25 de mayo de 2016, 15:05

cerrar