Juez suspende audiencia en caso TCQ y la programa para el lunes

La audiencia de primera declaración en el caso de corrupción en la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) conocido como caso TCQ, que involucra al expresidente Otto Pérez Molina y a la exvicepresidenta Roxana Baldetti, fue aplazada para el próximo lunes 25 de abril por el juez encargado. 

El juez Miguel Ángel Gálvez accedió a las peticiones de los abogados defensores en el caso TCQ y aplazó la audiencia de primera declaración para el próximo lunes 25 de abril a las 9:00 horas porque la mayoría de profesionales del derecho no habían sido notificados. 

 
La audiencia de primera declaración, que originalmente ya había sido aplazada del pasado martes a este miércoles 20 de abril, fue de nuevo aplazada porque los abogados defensores señalaron "vicios" en el proceso y que no fueron "notificados" de los allanamientos realizados la semana pasada así como tampoco de la decisión de aceptar la declaración de Juan Carlos Monzón como colaborador eficaz.
 
La defensa tiene derecho de estar enterada del caso, si en las próximas horas o mañana se les da copia de los allanamientos y estudian el caso sería el viernes que deberíamos venir para esta audiencia, pero el fin de semana no se podría continuar, por eso la aplazo para el lunes a las 9 horas y trabajar toda la semana en esto
Miguel Ángel Gálvez
, juez
 
En la diligencia donde se reencontraron los exmandatarios también estuvo el español Juan José Suárez, director de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), a quien se le observó inquieto durate la audiencia.  
 
Los abogados de Pérez Molina solicitaron también que una computadora ingresara al centro de detención en Mariscal Zavala para reproducir la declaración de Monzón.  
 
 
Los acusados, entre ellos nueve detenidos y cinco personas con orden de captura internacional, tenían como supuesto objetivo lucrarse y blanquear dinero a través de la construcción y gestión de una nueva terminal marítima, cuya inversión total alcanzaría los 255 millones de dólares.
 
 
Entre enero de 2012 y abril de 2015, la red realizó los nombramientos y gestiones necesarias para asegurar la firma del contrato a cambio de una "comisión" de 25 millones de dólares, de los cuales supuestamente 12 millones llegaron a manos de Pérez y Baldetti, y el resto de implicados.
 

20 de abril de 2016, 13:04

cerrar