Jugador de los Cubs conquista a fanático con un pequeño gesto

Un fanático de los Cardenales de St. Louis fue la estrella la noche del lunes en el estadio de los Cachorros de Chicago y todo gracias a su plato de nachos.

Todo empezó cuando el parador en corto de los Cubs, Addison Russell, intentó atrapar una pelota que se fue de foul con dirección a las gradas. El pelotero cayó sobre los aficionados, pero no consiguió llegar a la bola. Lo que sí se llevó fue un baño de queso derretido, ya que arrolló a un espectador que comía nachos.

La situación no quedó allí. Russell pidió una nueva orden de nachos para el aficionado, quien luego tuvo que atender entrevistas.

Es tanta la fama de este fan que ahora se hace llamar “Nacho Man”.

*Con información de Fox Sports


27 de septiembre de 2017, 20:09

cerrar