Un jugador de fútbol americano intentó una rabona y todo le salió mal

La rabona es un recurso futbolístico que sirve cuando, en una jugada rápida, la pelota le queda al jugador en su pierna menos hábil. Ante esto, el futbolista pasa su pierna buena por detrás de la otra y patea el balón. 

No, Chris, el ovoide no tenía que quedar allí. (Imagen: captura de pantalla)
No, Chris, el ovoide no tenía que quedar allí. (Imagen: captura de pantalla)

Según la historia del fútbol, la primera rabona captada por una cámara fue de Pelé (¿quién si no?) en el campeonato brasileño de Sao Paulo en 1957. Normalmente no se ven muchas, pero siempre hay algún jugador que sale con dicho movimiento cuando no sabe qué más hacer. 

Aquí hay una rabona de Neymar: 

Y eso precisamente sucedió el fin de semana…¡pero en la NFL! Todo tiene una explicación: Chris Boswell, de los Pittsburgh Steelers, tenía que despejar el ovoide para entregárselo a los Baltimore Ravens, pero al quedar solo unos segundos de partido, su equipo tenía que recuperarlo de inmediato. 

Por eso, Boswell intentó patear de rabona y que la pelota quedara cerca de sus compañeros. Sin embargo, el pateador falló su exótica jugada y todo terminó para su equipo. Aunque fue motivo de muchas burlas, el jugador de los Steelers tenían un buen motivo para intentar la extraña jugada. En 2013 cuando jugaba para la Universidad de Rice, hizo exactamente lo mismo contra Houston y todo le salió a la perfección. 

La jugada se volvió tan viral que hasta la cuenta de Twitter de la Bundesliga alemana broméo al respecto. 

  • MÁS DEPORTE: 

 

07 de noviembre de 2016, 13:11

cerrar