Jugador muestra profunda herida tras la riña en un estadio de México

El juego entre los Tiburones Rojos de Veracruz y los Tigres de Nuevo León terminó con un sangriento choque de aficionados, con varios de ellos heridos, incluyendo a uno de los jugadores del campeón del fútbol mexicano.

Al término del encuentro, los seguidores de Veracruz traspasaron la barrera que los dividía de los visitantes, generándose una batalla campal, en la que jugadores y cuerpo técnico de Tigres pedían a los elementos de seguridad que actuaran. 

DESCONTROLADOS... 

Sin embargo, otros aficionados de la parte baja del estadio lanzaron diversos objetos a la cancha, provocando lesiones a los visitantes, entre ellos Jonathan Espiricueta, quien a través de las redes sociales mostró la herida que le provocaron los hinchas del Veracruz. 

“Qué vergüenza, esto no es fútbol. El partido se juega dentro de la cancha y no se gana peleando fuera de ella”, dijo en su cuenta de Twitter, al momento que mostraba su brazo izquierdo sangrando.  

Al final de la riña, el saldo fue de cinco aficionados con heridas leves, dos aficionados de Tigres y tres de Veracruz, además de Jonathan Espericueta. Habrá que esperar la sanción que la Comisión Disciplinaria imponga al equipo local por los hechos. 

 

A través de las redes sociales, también se ha denunciado que algunas personas estaban bajo efectos de las drogas, lo que pudo desencadenar el incidente. 

*Tomado de Infobae

18 de febrero de 2017, 15:02

cerrar