Un jugador se pasa de creativo y provoca su propia expulsión

Un jugador del modesto club sueco (de tercera división) Norrby FC se pasó de chistoso con su celebración ¡y el árbitro lo expulsó!

El futbolista Medi Dresevic estaba tan feliz después de marcar su tercer gol del partido (probablemente porque es defensa), que copió un curioso festejo que se vio hace algunos años en el fútbol lituano: fue a sentarse a una de las butacas cercanas al césped para aparentar que se aplaudía a sí mismo. 

MÁS FÚTBOL: 

Medi olvidó dos detalles importantes: 1. el árbitro no estaba de buenas y 2. ya tenía amarilla. Por eso, cuando regresó al campo, el hombre de negro le sacó la segunda y la roja. 

Tanto él como sus compañeros protestaron, pero al final el jugador tuvo que irse a las duchas después de una de las expulsiones más insólitas que se recuerdan. 

Mira aquí el video:

El texto del Tweet, en sueco, dice más o menos lo siguiente: Medi se subió a la grada para celebrar su hat-trick aplaudiéndose a sí mismo, pero olvidó su amarilla.

Aquí está la escena original de hace algunos años. El futbolista bielorrusso del Trakai FK lituano marcó un gol y se fue a celebrar a la grada, aunque él no se tuvo que ir a bañar inmediatamente después. 

01 de septiembre de 2016, 19:09

cerrar