La Juventus vino de atrás y no pasó del empate con el Bayern Múnich

La Juventus remontó este martes dos goles de desventaja y empató a dos en casa ante el Bayern en la ida de los octavos de final de Liga Campeones, en un partido de dos caras, dominado en la primera parte por los visitantes y en gran parte de la segunda por los locales, y deja abierta la eliminatoria, que se decidirá en la vuelta de Múnich.

El Bayern empezó el partido con personalidad y se hizo con el control del balón desde el comienzo ante un Juventus muy cerrado atrás, a la espera de espacios al contragolpe. Sin embargo, los locales crearon la primera real ocasión de gol, con el croata Mario Mandzukic, que remató fuera tras un gran centro del argentino Paulo Dybala (m. 12).



El conjunto de Pep Guardiola no tardó en reaccionar y rozó el gol, primero con una gran combinación entre el polaco Robert Lewandowski y el alemán Thomas Muller (m. 13), que no logró dar fuerza a su conclusión por un mal control, y luego con el español Juan Bernat (m. 30), que lo intentó desde fuera del área sin sorprender al arquero Gianluigi Buffon.

Cuando el encuentro parecía encaminado hacia el descanso con el 0-0 en el marcador, el Bayern Múnich aprovechó un desvío de Andrea Barzagli tras un centro del brasileño Douglas Costa, para adelantarse con un tanto de Thomas Muller, que golpeó con la derecha ante un ya batido Buffon (m. 43).



Al principio de la reanudación, los alemanes volvieron a ser dueños del campo y ampliaron distancias con el holandés Arjen Robben, que regateó a Barzagli en área de penalti y definió con la zurda, sin dejar opciones al portero (m. 55).



Tras el segundo tanto, la Juventus, que no había podido rematar a portería en los primeros 60 minutos, logró reaccionar y reabrió el partido gracias a Paulo Dybala (m. 63), que recibió un gran pase y puso el 1-2 en el marcador con una zurda ajustada al poste.



A falta de quince minutos para el final, con el Bayern en dificultades y los locales apretando en busca del empate, el técnico Massimiliano Allegri, llamó al español Álvaro Morata. El exjugador del Real Madrid fue inmediatamente decisivo, al dar la asistencia a Stefano Sturaro, que anotó la inesperada igualada para los blanquinegros (m. 76).



La Juventus, con gran esfuerzo, siguió apretando hasta el final y llegó a rematar con Leonardo Bonucci, que no pudo sorprender al atento arquero Manuel Neuer.

23 de febrero de 2016, 18:02

cerrar