La keniata Jemima Sumgong hace historia en el maratón femenino

Las gestas históricas continúan en Río de Janeiro, sobre todo de parte de las mujeres. El ejemplo más grande ha sido la estadounidense Katie Ledecky, que ha roto los récords de natación como si fuera lo más fácil del mundo. También hicieron historia la judoca argentina Paula Pareto, quien ganó el primer oro femenino para su país, y la tenista Mónica Puig, que se llevó la primera medalla en la historia de Puerto Rico. 

A esta lista se unió el domingo la keniata Jemima Jelagat Sumgong, que se proclamó campeona olímpica de maratón con un tiempo de 2 horas y 24 minutos. Sumgong se llevó así el primer oro para Kenia en dicha prueba de 42 kilómetros. 

Jemima aprovechó que sus dos rivales inmediatas, Eunice Kirwa (Bahréin) y Mare Dibaba (Etiopía), tuvieron problemas físicos en los últimos dos kilómetros, debido al fuerte calor y la humedad. Al final, Dibaba llegó 26 segundos más tarde que Sumgong, que fue la que mejor resistió las complicadas condiciones climáticas.

 

En dicha maratón se vivió otra curiosa situación: compitieron las trillizas estonias Leila, Liina y Lily Luik, de 30 años. Ante el problema de tener a tres personas con exactamente las mismas iniciales, la organización las colocó en orden de estatura: Leila es un centímetro más alta que Liina, y ella supera a su hermana por el mismo margen.

* Con información de Diario MARCA

14 de agosto de 2016, 11:08

cerrar