Kevin Cordón está de vuelta tras siete meses de estar lesionado

Jugaba con autoridad en el marco de los Juegos Olímpicos de Río 2016 cuando algo se rompió. Muchos guatemaltecos en Brasil y en casa sostuvieron la respiración mientras miraban a Kevin Cordón seguir luchando, prácticamente con una sola pierna. Al final, salió en silla de ruedas.

Siete meses después, este 9 de marzo el zacapaneco vuelve al mismo país a la alta competencia en la Copa Internacional de Brasil 2017.

Ilusionado y lleno de emoción, Cordón dio lo mejor en los entrenamientos con el objetivo de elevar su nivel y sumar los puntos que le permitan alcanzar un lugar de privilegio en el ranking mundial, lo que le permitirá aspirar a jugar los mejores eventos en América y Europa.

"Poco a poco hemos ido mejorando, sintiéndonos mejor y superando la lesión. Uno nunca quiere abandonar una competencia lesionado, es muy difícil y hoy el deporte me da la oportunidad de reivindicarme y buscar superarme a mí mismo", reflexionó el zurdo.

Junto a Kevin, los jóvenes Rubén CastellanosAníbal Marroquín esperan brillar y buscar la gloria deportiva para el país, guiados todos por el experimentado entrenador José María Solís.

"Lo primero será jugar bien, esperar no tener molestias de la lesión y luego tratar de sumar la mayoría de puntos posibles para mejorar en el ranking. Este año se inicia un nuevo ciclo olímpico y siempre hay ilusiones y deseos por trascender", explicó.

Cordón salió del top 100, por lo que necesita imperiosamente disputar muchas competencias para retornar como mínimo a la lista de los mejores 50.

Tras su estadía en Sao Paulo, Brasil, los seleccionados nacionales viajarán a Perú y La Habana. La siguiente parada será el Perú International Series en Lima, del 16 al 19 de marzo; y luego el Torneo Giraldilla en La Habana, del 22 al 26 del mismo mes.

Quiere formar nuevos campeones

Sobre el futuro, el originario de La Unión, Zacapa, tiene claro que en el horizonte está el retiro de la alta competencia; sin embargo, su idea es mantenerse ligado al deporte como formador y entrenador.

"El bádminton me ha dado todo y es tiempo de que le empiece a dar algo a este deporte y a mi país, por eso espero involucrarme más en el trabajo con los niños y jóvenes. Sé que en ese aspecto puedo aportar mi experiencia y pasión por el bádminton y en un futuro cercano esperamos tener nuestra federación plagada de niños de todo el país con ganas de triunfar", dijo Cordón.

Así se preparó Kevin:

Kevin recuerda como si fuera ayer cuando inició en el gimnasio municipal de La Unión sus primeros pasos dentro del bádminton, hasta que sus logros y destreza lo llevaron a disputar un torneo nacional. José María Solís lo vio y lo reclutó para la Federación Nacional. A partir de allí, su vida cambió. Dejó su municipio y se mudó a la ciudad; comenzó a escribir una historia que lo ha llevado a conocer infinidad de países en el mundo y a portar con orgullo la bandera de Guatemala.

"He vivido buenos y malo momentos, pero es un hecho que el deporte puede cambiarle la vida en positivo a cualquier persona, yo soy un ejemplo de ello. Todavía recuerdo cuando para poder entrenar en La Unión teníamos que mover cientos de sacos de fertilizante, para poder tener espacio para la cancha. Al finalizar los volvíamos a ordenar", rememoró.

09 de marzo de 2017, 06:03

cerrar