Kevin Durant e Ibaka silencian a los campeones

LeBron James fue bien marcado por los defensivos del Thunder de Oaklahoma durante el juego entre ambos conjuntos. (AFP)

LeBron James fue bien marcado por los defensivos del Thunder de Oaklahoma durante el juego entre ambos conjuntos. (AFP)

El duelo que reunió a los dos mejores encestadores y aspirantes al título de Jugador Mas Valioso dejó al alero Kevin Durant como el gran triunfador, al imponerse los Thunder de Oklahoma City a los actuales bicampeones de liga, los Heat de Miami con su estrella LeBron James.

La ofensiva de los Thunder volvió a responder al máximo y ganaron fácil a domicilio 95-112, gracias a los 55 puntos combinados que anotaron Durant y el ala-pivote congoleño, nacionalizado español, Serge Ibaka.

Durant volvió a encabezar el ataque arrollador de los Thunder al conseguir 33 puntos, incluidos 4 de 9 triples, y estuvo perfecto con 5-5 desde la línea de personal en lo que fue el duodécimo partido consecutivo en que anota 30 o más puntos, y está a solo dos de empatar la mejor marca de la NBA, en poder de Tracy McGrady (14) desde la temporada del 2002-03.

La estrella de los Thunder y líder encestador de la liga también aportó siete rebotes, todos defensivos, repartió cinco asistencias y recuperó dos balones.

Ibaka confirmó que es junto a Durant el jugador más completo que tienen los Thunder y lo demostró al conseguir 22 puntos y ocho rebotes en 33 minutos de acción.



Pero la clave del triunfo de los Thunder (37-10), el noveno consecutivo, no estuvo sólo en el acierto ofensivo de Durant e Ibaka, sino en los 33 punts combinados que lograron los reservas Jeremy Lamb y Derek Fisher.

Lamb aportó 18 puntos, incluidos 13 en la primera parte, después de anotar 4 de 6 triples, y Fisher en la segunda mitad respondió con 15 tantos todos con canastas logradas desde fuera del perímetro.

Fisher anotó 5 de 7 tiros de campo y estuvo perfecto 5 de 5 de triples, y además rompió el marcador a favor de los Thunder en la segunda parte después de haberse llegado al descanso con parcial de 50-55 para el equipo de Oklahoma City.

Los Heat (33-13), que rompieron racha de tres triunfos consecutivos, vivieron un espejismo al comienzo del partido con parcial de 22-4, pero ahí acabó toda su alegría.

Esta vez, el alero LeBron James, que fue el único que cumplió y pudo competir con los Thunder, hizo buena su premonición de que nadie puede frenar a su amigo Durant cuando tira a canasta, y él no fue tampoco el salvador de los Heat, aunque aportó 34 puntos.

30 de enero de 2014, 12:01

cerrar